Códigos V y Códigos E

Margarita Iranzo es estudiante de Documentación Sanitaria. Ha tenido la gentileza de hacer y mandarnos un pequeño resumen sobre codificación, centrado en los Códigos E y los Códigos V, que aquí os dejo esperando que sea de utilidad

Además de los códigos de enfermedades que aparecen en la CIE 9, existen otros códigos que complementan a los anteriores. Son los códigos V y los códigos E, y a continuación intentaremos explicar para que se usan.

Los códigos V pueden indicar el contacto con la institución sanitaria por motivos diferentes al de padecer una enfermedad, ya sea el asesoramiento, la consulta o los cuidados posteriores. También pueden indicar circunstancias o problemas que influyen en el estado de salud, en los cuidados o en el tratamiento de los pacientes, tales como: paro, inadaptación social, encamamiento o si la persona que vive sola o nadie puede prestar cuidados. Los códigos V se pueden emplear tanto como código principal o como código secundario.

En Atención Primaria se pueden emplear con mayor frecuencia la categoría V68, que se aplica para contacto con fines administrativos, y resulta práctico el código V15.81 de no cumplimiento terapéutico.

En cuanto a los códigos E, se deben emplear siempre que haya una lesión o envenenamiento, se pueden usar tantos como sean necesarios y nunca serán código principal.

Indican la causa de una lesión, la intencionalidad de ésta, el lugar de acontecimiento y la actividad que se realizaba cuando ésta se produjo. Por ejemplo, si se ha producido una caída desde un árbol en un parque público mientras se podaba, se pueden poner tres códigos E diferentes para describir la situación del accidente: el de caída de árbol, el de lugar del accidente (parque público) y el código que describe la actividad que se realizaba, la poda.

En la CIE 9, aparece una tabla de fármacos y químicos, en la que aparecen diversos códigos E para cada fármaco que hay. Para codificar correctamente una RAM, además del síntoma correspondiente que produzca se debe emplear el código E correspondiente al Fármaco que lo ha provocado en la columna de Uso Terapéutico.

A la hora de codificar, ya sea una enfermedad, códigos E, Códigos V o procedimientos no hay que olvidar que siempre se debe emplear el código más específico que exista (el que tenga más cifras). Por ejemplo, recientemente Conselleria envió una nota indicando que el código de hipertensión arterial que se debe emplear es el 401.9 y no solo el 401 como se hacía habitualmente, ya que el 401.9 es más específico que el 401.

Gracias Magui!!!

About these ads

2 comentarios

  1. Hola a tod@s!!!!
    Creo que ésta es una entrada muy interesante y útil para nuestro día a día en la consulta ya que a veces, personalmente, hay veces en las que me es difícil poner un “nombre” a la visita que realizo y saber exactamente cómo codificar el diagnóstico ya que no todas las consultas son sobre patologías.
    Así que muchas gracias Magui.
    Un saludo.

  2. Muchas gracias por tú aportación!!!! la verdad es que desconocía la existencia de los cógigos E!!!Una entrada muy útil!!Gracias de nuevo y un saludo!!! :-)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.327 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: