El poder de la mente…

Estamos en Vacaciones de Navidad, pero no por ello vamos a dejar a la web parada.

Sin embargo, procuraremos hacer entradas más “ligeras”, por lo que aquí os propongo la visualización de este corto de animación. Según mi opinión, estéticamente (imágen y sonido) es perfecto y el contenido, para reflexionar. 

http://www.youtube.com/watch?v=tch8mHk81ug&feature=related

Animaos a que lo comentemos, merece la pena

4 comentarios

  1. Impresionante!!

    Dejando a parte que estéticamente es redondo, en mi opinión tiene mucho contenido…

    – Al principio del vídeo y metiéndonos en la alucinación, es admirable cómo, en un intento de salvar a la humanidad, cuando el protagonista descubre que él mismo está infectado por el virus, sale discretamente a cubieta para suicidarse y no destrozar el reducto de humanidad que queda… Ciertamente es de gran valor… es admirablemente solidario y altruista, es la lucha por la supervivencia de la especie en detrimento de una vida… Es fe en el ser humano…
    – Por otro lado, la imagen de los barcos acercándose a la isla (hacia el final de la parte del vídeo que describe la alucinación) es una buenísima analogía a cómo los bichos se acercan a la célula cuando al principio el protagonista los mira en el microscopio… Es que de ahí se puede interpretar al ser humano como la plaga que destroza la naturaleza de la misma manera que lo ha hecho el virus con la humanidad; de tal manera que si antes pensábamos en la fe en el género humano, ahora se nos desmontan los esquemas con todo lo contrario. Conclusión: No podemos generalizar, no todos los humanos son iguales…
    – Por si fuera poco, cuando ya hemos sacado más de una reflexión de un corto que en principio parece de ciencia ficción, resulta que es la alucinación de un hombre que se encuentra en un geriátrico… o tal vez en un psiquiátrico… Sinceramente esta parte es la que más se me escapa. La puedo interpretar, aferrándome a la teoría de que es un geriátrico, que el hombre no comprende exactamente por qué lo han llevado allí… y pensándose en su enclaustramiento que está enfermo (¿O tal vez suponiéndose olvidado?) y es malo para los demás , opta por acabar con esa agonía… De todas formas también es fácil sacar la conclusión de que es un abuelito demenciado y es una forma de manifestación de su demencia o de su locura… En cualquiera de los casos, puede incluso rozar el tema de la muerte por voluntad propia (puestos a usar eufemismos) por el hecho de que el hombre no se encuentra a gusto y sea lo que sea quiere acabar lo que está viviendo y sin embargo, dos personajes (claramente sanitarios) se lo impiden… De todas formas eso es un tema muy peliagudo porque en el supuesto de que el hombre estuviera loco… ¿Cómo es capaz de valorar que quiere morir…?
    En realidad, este tema es más fácil tratarlo (y más adecuado) con el más que conocido corto de “La dama y la muerte” así que no hace falta irnos por las ramas…
    – Ya finalmente, con esto queda más que claro el poder de la mente (como dice el título) porque, al fin y al cabo y poniéndonos tan filosóficos como Shakespeare al principio… todos caminamos en la sombra y a pesar de arriesgarnos o lucirnos en el escenario de la vida acabamos cayendo en el olvido; en ese momento ¿Quién somos? ¿Nos merece la pena vivir? ¿Nos inventamos, con el recurso más infalible que tenemos (la mente) un sentido? O una excusa para acabar con nuestro sufrimiento? Nadie puede atreverse a negar que en una situación así el poder de la mente no se convierta en una realidad… Una vez más ¿Qué es la verdad sino lo que nosotros creemos que es?…

    En fin: INCREÍBLE

  2. Increible tu reflexión. Me has dejado alucinada…

  3. Gracias por tu interesante reflexión, María, desde Docencia Rafalafena te animamos a participar cuando algún tema te interese.
    La verdad es que son 7 minutos que vale la pena ver, aunque solo por disfrutar como tú dices de uno de esos cortos redondos desde el punto de vista estético, después podemos pensar como bien apuntas que todo es producto de una mente “enferma” o “cansada” pero que a pesar de ello, tiene lucidas reacciones e interpretaciones. Merece la pena verlo.

  4. Me ha encantado. La verdad es que tiene muchos matices en los que pensar, supongo que cada uno los interpretará como mejor le convenga.
    En fin, desde mi punto de vista, hace una valoración del final de la vida, tanto como vejez, enfermedades… y la forma de asumirlas.
    En fin, gracias por encontrar estos cortos que nos hacen reflexionar.
    ¡¡Feliz Navidad y Prospero año 2011¡¡

    Elena H

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: