MATERIA DE ALIMENTOS

MATERIA DE ALIMENTOS:

En BMJ he encontrado una entrada que se merece una lectura aunque sea  rápida, :

Se titula : Materia de alimentos y fue publicado el 16 de mayo,

Esta en relación con la idea tan extendida que existe sobre que lo que comemos afecta nuestra salud. Cómo todos sabemos  los médicos tendemos a aconsejar siempre a comer de una forma más saludable e incluso a intentar mejorar la dieta de los pacientes. Se conoce, según uno de los artículos que se nombra en dicha entrada , que cambios en la política alimentaria podrían prevenir un gran número de muertes que son debidas a enfermedades como la obesidad,la DM, el cáncer y las cardiopatías.

Es necesario darles a los pacientes la educación y la información que necesitan, pero esto es algo complicado y que no deberia quedar en manos de los médico,  debería ser el estado el que pusiera también de su parte tomando medidas como:  fijar precios , aumentar los impuestos (como nombran en otro de los articulos y yo desconocia : En Dinamarca “impuesto a la gordura,” Hungría: “impuesto a la comida chatarra”, y en Francia un impuesto sobre las bebidas azucaradas) o hacer una buena  promoción de los alimentos saludables al mismo tiempo que hiciera posible su disponibilidad.  

En uno de los dos trabajos que se nombran llegan a la conclusión de que los impuestos pueden ayudar sobretodo si se tienen en cuenta los subsidios para  alimentos saludables.

El tema de los alimentos es un tema complicado. Se necesitaría un compromiso de todos los sectores para poder abarcar este tema. 

Me ha gustado una de las frases que nombran en BMJ: “La política alimentaria es un asunto de todos y necesita de asociaciones y alianzas en todos los niveles para impulsar el cambio de los individuos que toman decisiones para sí mismos y sus familias, comunidades y el gobierno local la adopción de medidas, las empresas que actúan de manera responsable, y el gobierno acción de dirigir y coordinar los distintos departamentos y sectores “.

 

¿Qué opinais al respecto de este tema? ¿Pensais que debería haber un aumento de los impuestos en los alimentos no sanos, como han hecho en algunos paises? ¿Sería esto posible en el momento financiero que estamos viviendo actualmente? ¿Es un tema muy complicado verdad?

 

Las páginas web son:

http://www.bmj.com/content/344/bmj.e3469, http://www.bmj.com/content/344/bmj.e2801

http://www.bmj.com/content/344/bmj.e2931

 

¡¡Bueno, buen fin de semana a todos!!

Elena Jiménez

 

Anuncios

5 comentarios

  1. Me parece un tema muy interesante el que has elegido para la sesión web del viernes.
    El BMJ siempre es una fuente inagotable de información
    Las preguntas que planteas son complejas, sin embargo mi opinión es que estoy completamente de acuerdo en que la política sanitaria es un tema que compete a todos: por una parte la población en general debería recebir la educación sanitaria suficiente para asumir que con los regimenes de vida saludables ( dieta, ejercicio, no tabaco, etc) se consiguen más beneficios que con medicamentos y exploraciones complementarias, por otra parte los profesionales sanitarios ( médicos, enfermeras y otros agentes sanitarios) deberíamos de fomentar esta idea y disminuir la prescripción en medicamentos, y los gobiernos pues tienen una misión esencial: controlar las compañas de información en materia de sanidad que tanto daño están haciendo pues fomentan completamente lo contrario, la excesiva medicalización y el tema de impuestos pues delicado. Yo me pregunto ¿ por qué penalizar con impuestos a los ciudadanos? Si las bebidas excesivamente azucaradas ( por ejemplo) son perjudiciales, opino que la medida adecuada sería no permitir su comercialización, o penalizar con impuestos aquellas empresas que las fabrican y así con todo
    Me parece una contradicción; fomentar el consumo con publicidad, dejar que se comercilicen y luego penalizar económicamente al ciudadano que las consume
    Vivimos en una sociedad de contradicciones, permitimos alimentos o similares que luego proponemos que se penalicen o comercializamos fármacos que no aportan nada a los existentes pero que valen mucho más dinero pero luego penalizamos a los médicos que los prescriben ¡ pais!

  2. Me gustaría aportar como comentario al interesante articulo que nos propones el siguiente párrafo literal, con el que estoy completamente de acuerdo, extraído de un curioso documento de la OMS, que se titula:La Atención Primaria de Salud Mas Necesaria que Nunca.

    “Es posible mejorar la salud de la población mediante políticas controladas por sectores distintos del sanitario . Los contenidos de salud de los planes de estudio escolares, las políticas industriales en pro de la igualdad de género, y la seguridad de los alimentos y los bienes de consumo son cuestiones que pueden influir profundamente en la salud de comunidades enteras o incluso determinarla, y trascender las fronteras nacionales”

    http://www.who.int/whr/2008/08_report_es.pdf

  3. En los tiempos que corren sería lógico pensar que con un aumento de los impuestos en aquellos alimentos “no saludables” la gente se concienciaría y pasaría a consumir otro tipo de comida para así poder disminuir los gastos en sus casas.
    Pero una buena alimentación no aparece de la nada ni de un día para otro, ya que creo que son buenas costumbres que cada uno aprende a lo largo de su vida gracias a los consejos y las “normas” inculcadas por las familias desde que somos pequeños.
    Así que no creo que un simple aumento en los impuestos cambie años y años de malos hábitos, ya que no sólo hay gente que no ha podido conocer otro tipo de alimentación en sus casas, sinó que además hay gente que no quiere cambiar su rutina ni su forma de comer……..eso sí……hasta que le ven las orejas al lobo……

    Por lo que, resumiendo, creo que un aumento de los impuestos sólo ayudará a que aumente el descontento de la población en general, sin suponer un gran beneficio para su salud.

  4. A veces tengo un poco la sensación de que estamos infantilizando a nuestros pacientes. Les damos tratamientos para la dislipemia, pero no modifican su dieta ni un gramo. Les damos tratamientos para el EPOC, y siguen fumando. Al final, tomamos tantas decisiones por ellos, les solucionamos tanto los problemas, que son incapaces de responsabilizarse de su propia salud. Y es que, cuando pedimos al paciente responsabilidad, estamos luchando contra lo que el paciente quiere, lo que queremos todos: que se ocupe otro de nuestros problemas.

    Tengo la impresión de que aumentar los impuestos en alimentos “poco saludables” sólo conseguiría aumentar eso: que el paciente se responsabilizara menos de su salud. Probablemente conseguiríamos que comiera menos grasas, y dado que aumentarían los ingresos para los estados, la medida sería coste-efectiva, pero a nivel educativo estaríamos dando una lección muy pobre.Y, como comenta Sabrina, probablemente los ciudadanos lo percibirían como una medida fiscal más.

    Sobre lo que comenta MJ, que es directamente prohibir su comercialización, no sé si tiene demasiado sentido plantearnos esto cuando cualquiera en España puede ir a un bar, o a un estanco, y por unos simples 3€ dar un pasito más hacia el cáncer de pulmón.

    Además, no creo que existan comidas “poco saludables” de por sí. Yo he visto con mis propios ojos como un diabético salía de una hipoglucemia a 40mg/dl a base de Coca-Cola. ¿es entonces poco saludable? Y si alguien tiene una dieta especialmente baja en grasas… ¿debería también pagar la grasa-tasa (nombre absurdo que me acabo de inventar) como otro que sólo come frituras?

    Aprovecho el tema para dejaros una de las (magníficas) TED Talks, en esta en concreto el cocinero televisivo Jamie Oliver habla sobre la alimentación en las escuelas de EEUU.

  5. Hoy he leído un artículo donde comentaba que las personas con una mayor adherencia a la dieta mediterránea tienen una mejor puntuación en las escalas físicas y mentales del cuestionario de calidad de vida, según un estudio realizado con más de 11.000 universitarios españoles durante cuatro años. Según los investigadores, la dieta mediterránea se puede considerar como un modelo de alimentación saludable.
    Está claro que tenemos que llevar una dieta sana y equilibrada, acompañada de hábitos de vida saludables. Creo que el compromiso es de todos, empezando por lo médicos como “promotores de salud”.
    También estoy de acuerdo con Javi en que no tiene mucho sentido “medicalizar” a los pacientes cuando modificando su estilo de vida o su manera de comer, se podría evitar. No sé realmente si subiendo los precios de los alimentos “menos” saludables conseguiriamos algo… creo que no.
    Lo que me llama la atención es que España es uno de los países europeos que mayor tasa de obesidad infantil presenta y, sobre todo, en el que la obesidad infantil aumenta más rápidamente. ¿Qué ha sido de nuestra maravillosa dieta mediterránea? ¿Qué estamos haciendo mal?

    Para terminar, y respecto a la politica sanitaria, os dejo otra noticia relacionada: “La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha anunciado la creación de un Observatorio de Nutrición y Estudio de la Obesidad para combatir el exceso de peso de la población, sobre todo en el ámbito infantil, y ha ofrecido al cardiólogo Valentí Fuster presidir dicho organismo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: