Pioglitazona y riesgo de Cancer de Vejiga.

Os proponemos este domingo un articulo de rabiosa actualidad, publicado hace tres dias (el dia 31 de Mayo de 2012) en el British Medical Journal . El arículo se titula: “The use of pioglitazone and the risk of bladder cancer in people with type 2 diabetes: nested case-control study”

La seguridad de la pioglitazona, un agente antidiabético oral en la clase de las tiazolidindionas, es objeto de controversia” A pesar de que la pioglitazona es eficaz para reducir los niveles de hemoglobina glicosilada … y puede disminuir el riesgo de eventos cardiovasculares, también se ha asociado con aumento de peso y un mayor riesgo de insuficiencia cardíaca congestiva. Aunque los datos disponibles son limitados, ahora hay pruebas que sugieren que la pioglitazona pueden estar asociados con un mayor riesgo de cáncer de vejiga “.

Os intento traducir  el Abstract:

Objetivo:  Determinar si el uso de pioglitazona se asocia con un mayor riesgo de incidencia de cáncer de vejiga en personas con diabetes tipo 2.

Diseño: Estudio retrospectivo de cohortes con un estudio anidado de casos y controles. Participaron más de 600 medicos generales en el Reino Unido que aportaron datos a la General Practice Research Database.

Participantes La cohorte consistió en personas con diabetes tipo 2 que habían sido tratados recientemente con agentes hipoglucemiantes orales entre el 1 de enero de 1988 y 31 de diciembre de 2009. Todos los casos nuevos de cáncer de vejiga que se produjeron durante el seguimiento se identificaron y se adecuaron a un máximo de 20 controles/año, se registraron el  año de entrada en la cohorte, sexo y duración del seguimiento. La exposición se definió siempre como uso de pioglitazona, junto con las medidas de la duración y la dosis acumulativa.

Objetivo primario del estudio: El riesgo de incidencia de cáncer de vejiga asociado con el uso de pioglitazona.

Resultados La cohorte incluyó a 115 727 nuevos usuarios de hipoglucemiantes orales, con 470 pacientes con diagnóstico de cáncer de la vejiga durante el seguimiento (tasa de 89,4 por cada 100 000 años-persona). Los 376 casos de cáncer de vejiga que fueron diagnosticados más de un año de seguimiento fueron emparejados con los controles de 6699. En general, cada vez el uso de pioglitazona se asoció con una mayor tasa de cáncer de vejiga (razón de tasas 1,83, IC del 95% intervalo de confianza 1,10 a 3,05). El aumento de la frecuencia en función de la duración de su uso, con la tasa más alta observada en los pacientes expuestos por más de 24 meses (1,99, 1,14 a 3,45) y en aquellos con una dosis acumulada superior a 28 000 mg (2,54, 1,05 a 6,14).

Conclusión El uso de pioglitazona se asoció con un mayor riesgo de aparición de cáncer vesical  entre las personas con diabetes tipo 2.

EL TRABAJO COMPLETO: http://www.bmj.com/content/344/bmj.e3645.pdf%2Bhtml

Anuncios

4 comentarios

  1. Hola a todos:
    Este tema no es nuevo y lleva coleando prácticamente desde que la pioglitazona está en el mercado. El año pasado publiqué un post en Sala de lectura (http://elrincondesisifo.wordpress.com/2011/04/13/diabetes-care-pioglitazona-y-cancer-de-vejiga-mas-dificil-todavia/) sobre este grave problema de seguridad de pioglitazona. En aquél momento, lo más interesante era que por desgracia, los temores iniciales suscitados en estudios con animales, se confirmaban en estudios con humanos. Las 3 investigaciones que he leído sobre esta cuestión son de tipo observacional. No establecen, por tanto, causalidad. Pero la asociación existente entre consumo de pioglitazona y ca de vejiga es sólida y relevante. Además, no podemos olvidar que el gran valor de este tipo de estudios es su potencia para detectar nuevos problemas de seguridad. Ahora, sería deseable que el laboratorio -por las buenas o no- diseñara un ensayo clínico para comprobar de forma fehaciente los datos de los estudios observacionales. Y mientras tanto, hacer un uso juicioso del fármaco.
    Muchas gracias y feliz domingo.
    CARLOS

    • Muchas gracias por tu comentario y tu aportación Carlos, es posible que el inicio del post pueda inducir a pensar en un tema nuevo, y ya sabemos que no es así, pero cada vez y esta es la ultima aparecida, hay mas evidencia sobre su relación con el cáncer de vejiga, y como tu dices se echa de menos el ECA que despeje las dudas, mientras tanto pienso que hay que transmitir la idea de cautela en el uso de los fármacos de reciente aparición.

  2. Parece ser que es otra traba más en el camino de las glitazonas, y ya van… ¿cuántas? En fin, la verdad es que si con las primeras alertas ya teníamos motivos para ser cautos, da la sensación que después de tanto advertirnos la pioglitazona va de cabeza, como le pasó a su prima la rosiglitazona, a la retirada.

    Como diría uno de mis ilustres residentes mayores… Wait and see.

  3. Interesante documento, Manolo. Una vez más los efectos colaterales de la utilización de ciertos fármacos y su yatrogenia están en el punto de mira. Como decís sería conveniente un ECA para acabar de aclarar las cosas, y mientras tanto… cautela!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: