PSA, ¿qué hay de nuevo?

Aprovechando mi reciente rotación por Urología me ha parecido interesante comentar las últimas novedades relacionadas con el PSA.

El cribado del cáncer de próstata mediante el uso del PSA (Prostate Specific Antigen) ha generado en los últimos tiempos grandes debates y críticas dentro la comunidad médica.  La determinación del PSA es ampliamente utilizada para la detección precoz del cáncer de próstata, pero su uso sigue siendo muy controvertido ya que la mayoría de las veces conduce a un sobrediagnóstico y sobretratamiento de nuestros pacientes.

Recientemente en el BMJ se ha publicado un estudio (aquí) de casos y controles cuyo objetivo era determinar la asociación entre la concentración de PSA en hombres de 40 a 55 años y el riesgo posterior  de desarrollar metástasis  y muerte por cáncer de próstata además de evaluar cuándo iniciar el screening de cáncer de próstata y si este debería ser estratificado.

En el estudio participaron 21.277 hombres suecos  de 27 a 52 años y se analizaron las concentraciones de PSA al inicio del estudio y a los 6 años. Se encontró que  1.369  de los participantes habían desarrollado cáncer de próstata. Entre ellos, había 241 casos de metástasis y 162 muertes por cáncer de próstata. Se calculó el riesgo absoluto y la proporción acumulativa de metástasis y muerte por percentiles de distribución de PSA.

Como conclusiones de este estudio se destaca  que la concentración de PSA puede indicar no sólo el riesgo actual de cáncer, también es predictiva del futuro riesgo de metástasis y de mortalidad específica por cáncer de próstata. Los programas de detección precoz pueden ser diseñados para centrarse en los hombres con riesgo más alto. Con tres pruebas de PSA a lo largo de la vida entre las edades de 45 y 60 años puede ser suficiente para al menos la mitad de la población masculina, con la consecuente reducción del riesgo de sobrediagnóstico de este tipo de cáncer.

No obstante, parece que el uso del PSA va quedando obsoleto ya que otros marcadores más específicos de la próstata como el PCA3 (Prostate Cancer Antigen 3) vienen pisando fuerte (aquí).

Anuncios

5 comentarios

  1. Interesante articulo para analizar, que nos sigue dejando muchas dudas!
    Lo único que parece que se tiene claro hasta el momento es que no está recomendado el screening poblacional con PSA dado que conduce a sobrediagnósticos y sobretratamiento de los pacientes.

    El estudio concluye que el screening debería realizarse en pacientes con riesgo alto de cáncer de próstata, pero ¿quienes son esos pacientes?¿Los que tienen antecedentes familiares? ¿Los que tienen mutaciones genéticas BRCA?… Y en ellos sería suficiente la determinación de 3 tomas de PSA entre los 45 y 60 años.

    Por otro lado también me llama la atención que parece que el estudio vaya encaminado a reducir el riesgo de sobrediagnósticos y en cambio concluye que la concentración de PSA es predictiva de futuro riesgo de metástasis y de mortalidad por cáncer de próstata?? ¿Realmente se pueden llegar a estas conclusiones con este estudio?

    Y sobre los nuevos estudios de marcadores más específicos de próstata como PCA3, parece que No conducen a mejoras en salud.

    Así que como conclusión final, yo me quedo con que el uso del PSA está cada vez más cuestionado, que no se debe usar como screening a personas sin riesgo y que el camino va en dirección a buscar otros marcadores más específicos que de momento no están dando buenos resultados.

  2. Estoy de acuerdo con el comentario de Belen
    El artículo seleccionado por María me parece perfecto para hacer una “lectura crítica” tipo ejercicio de aquellas que hacíamos ya hace tiempo.
    Hay que leerlo detenidamente, pero a mi personalmente me ha confundido porque no llego a entender exactamente que se pretende con este trabajo
    En la introducción del mismo los autores afirman que el PSA no debe ser utilizado como prueba de cribaje en la población general, sin embardo luego sacan las conclusiones que sacan
    Me planteo las mismas dudas que Belen y además no entiendo como concluyen lo que concluyen
    En fin, lo sabido hasta el momento, es que efectivamente la determinación de PSA aumenta el diagnóstico de cánceres de próstata pero desde un punto de vista histológico, se desconoce cuantos de esos cánceres histológicos habrían dado la cara o no
    Lo que si parece claro es que la determinación del PSA no disminuye la mortalidad de cáncer de próstata ni de otros cánceres
    Por lo tanto, mi conclusión personal, es semejante a la de Belen; mientras llegan esos otros marcadores específicos, si es que llegan, vigilar síntomas prostáticos y en hombres asintomáticos, el PSA tiene hasta el momento más sombras que luces. Imprescindible la adecuada información a todos los pacientes que solicitan la susodicha determinación.

  3. Sigo teniendo mis dudas sobre el interesante artículo referido por María.
    En Medscape, se hace un breve resumen y comentario de expertos sobre el artículo, que me he permitido dentro de mis limitadas posibilidades traducir, además en el comentario de expertos:
    En la opinión de:
    William Catalona, MD, profesor de urología y director del programa de cáncer de próstata Clínica en la Universidad de Northwestern Feinberg School of Medicine en Chicago, Illinois,
    hay 2 componentes a este estudio que debe considerarse 1) en qué edad comenzar las pruebas de PSA, y 2) a que edad detener la prueba de PSA.
    Para la primera pregunta de cuándo iniciar la prueba PSA, este estudio se basa en una gran población de pacientes de varios estudios anteriores que muestran que hay motivos para iniciar la prueba de PSA en los hombres a los 40 años, según lo recomendado por las directrices actuales de la National Comprehensive Cancer Network ( NCCN). Para la segunda pregunta de cuándo detener la prueba PSA, se refiere a un estudio previo realizado por el Dr. Vickers en una pequeña población de Suecia que nunca ha sido replicado. “No sería prudente basar las recomendaciones sobre una muestra pequeña, de un solo ejemplo, de estudio no validados, en mi opinión,”
    En opinión de:
    Marc Garnick, MD, profesor clínico de medicina en la Facultad de Medicina de Harvard, con una práctica de oncología del Centro Médico Beth Israel Deaconess en Boston, Massachusetts. Dr. Garnick también es editor en jefe de la Harvard Medical School Informe anual sobre las enfermedades de próstata.
    Estos son los “datos provocadores, que son útiles como generadores de hipótesis y no para provocar un cambio en la práctica clínica”,
    El aspecto más interesante de los resultados es la identificación de un grupo de pacientes que podrían servir de base para un estudio aleatorizado.
    Lo que estamos buscando es una prueba que identifique una mayor probabilidad de encontrar cáncer biológicamente más agresivo y evaluar si la intervención altera la historia natural. Hasta el momento el nivel de evidencia de los estudios de detección no ha demostrado esto.
    Ademas…. Conflicto de intereses:
    El estudio fue financiado por el Instituto Nacional del Cáncer, la Sociedad Sueca del Cáncer, y varios centros oncológicos académicos. Dr. Vickers y 2 de sus coautores son nombrados como coinventores en una solicitud de patente para un método estadístico para predecir los resultados de la biopsia de próstata. El Dr. Vickers informa de apoyo que recibe de GlaxoSmithKline y Genómica de la Salud para el estudio. El autor principal Hans Lilja informa de la celebración de los pacientes para el PSA libre, PSA intacto y hK2 ensayos. Otros conflictos de interés, se detallan en el documento .

    http://www.medscape.com/viewarticle/782738?nlid=30646_430&src=wnl_edit_medp_fmed&uac=125585CX&spon=34

  4. Gracias por vuestros comentarios y por la información que habéis aportado en ellos!
    Las conclusiones recogidas en este estudio son bastante confusas, en definitiva el uso del PSA como screening del cáncer de próstata sigue siendo cuestionado en todos los sentidos,
    No obstante se siguen pidiendo demasiados PSA y la mayoría de pacientes solicitan una determinación anual del mismo que ya sabemos que no tiene sentido pedirla sistemáticamente, pero en la practica diaria se sigue haciendo…

  5. Elena y MJ desde la consulta:
    A propósito de este tema, en el BMJ de esta semana acaba de aparecer nueva información:
    http://www.bmj.com/content/346/bmj.f2982
    El título del articulo es ” Evidence does not support routine PSA testing, say experts”. Referencia: BMJ 2013; 346: f2982
    El resumen es el siguiente:

    La Americal Urological Association ha publicado su nueva GPC (Actualiza la anterior del 2009), sus recomendaciones son:
    – Hombres< 55 años, asintomaticos: no cribaje
    – Hombres 55-69 años, asintomáticos: si cribaje (consideran que los beneficios superan a los riesos)
    – Hombres 70 años : no cribaje.

    Sin embargo la US Task Force y la ACF consideran que incluso en el grupo de 55-69 años el cribaje tiene que realizarse tras haber informado al paciente de beneficios y riesgos Y en el resto de grupos coinciden con la AUA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: