Tratamiento de la Tromboflebitis superficial de MMII

Hola a todos, para esta semana he escogido un tema de un artículo recientemente publicado en la Cochrane (Abril 2013), que explica un estudio sobre el Tratamiento de la Tromboflebitis superficial de MMII. Este estudio pretende evaluar la eficacia y seguridad de los tratamientos tópicos, médicos y quirúrgicos en pacientes con Tromboflebitis de MMII.

Los tratamientos se realizaron con Fonfaparinux, Heparina de bajo peso molecular (HBPM), Heparina no fraccionada (HNF), AINES, y por diferentes vías de administración, como tratamiento tópico, tratamiento oral, tratamiento por vía intramuscular o intravenosa y por último, el tratamiento con cirugía.

En un Ensayo clínico aleatorio controlado con placebo, se observó que el Fondaparinux subcutáneo se asoció con una reducción significativa de Tromboflebitis sintomática y de recurrencias de Tromboflebitis.

Además, ambas dosis profilácticas y terapéuticas de HBPM y los AINE, redujeron la extensión y  recurrencia de Tromboflebitis en comparación con el placebo, sin efectos significativos sobre la Tromboflebitis sintomática ni la hemorragia mayor. En general, los tratamientos tópicos mejoraron los síntomas locales en comparación con el placebo, pero no se proporcionaron datos sobre los efectos en la Enfermedad Tromboembólica Venosa y la extensión de la Tromboflebitis. El tratamiento quirúrgico combinado con medias elásticas se asoció con una tasa de Enfermedad Tromboembólica Venosa  inferior y la progresión de Tromboflebitis en comparación con las medias elásticas solas.

Como conclusiones, se puede extraer que la dosis profiláctica de Fondaparinux durante 6 semanas es una opción terapéutica válida para la Tromboflebitis de MMII. La evidencia sobre los tratamientos orales, el tratamiento tópico, o la cirugía es demasiado limitada y no informa a la práctica clínica de los efectos de estos tratamientos en términos de Enfermedad Tromboembólica Venosa y progresión de la Tromboflebitis.

En cuanto al papel de la nueva trombina oral directa e inhibidores del factor X activado, HBPM y AINES, se necesita más investigación para evaluar la eficacia, la dosis y duración del tratamiento adecuados, y si sería más eficaz una terapia sola o combinada. Por esto, debemos tener especial precaución en el uso de los nuevos tratamientos antitrombóticos aplicados a la Tromboflebitis en MMII, ya que, para que conocer la eficacia real de estos tratamientos necesitaríamos más estudios que respaldasen su uso. Se requieren estudios adecuadamente diseñados y realizados para aclarar el papel de los tratamientos tópicos y quirúrgicos.

En cuanto a las limitaciones del estudio, la primera es que sólo una minoría de los ensayos compararon el tratamiento con placebo, en lugar de tratamientos alternativos, ninguno evaluó las mismas comparaciones de tratamientos en los mismos resultados del estudio, y muchos estudios fueron pequeños y de baja calidad. Otra limitación sería que la mayoría de los estudios que compararon los diferentes tratamientos orales, los tratamientos tópicos o cirugía no informaron de Enfermedad Tromboembólica Venosa, la progresión de la Tromboflebitis, los eventos adversos o efectos secundarios del tratamiento.

Os dejo en el archivo adjunto el abstract del artículo resumido y traducido por si lo queréis leer, y os invito a que lo comentéis o dejéis vuestras reflexiones. Muchas gracias y buen fin de semana!

Estudi Trombofletibis

3 comentarios

  1. Bueno, parece que el tratamiento de la TVS sigue sin estar bien establecido.
    Teniendo en cuenta que los objetivos del tratamiento son prevenir la extensión del trombo, disminuir el riesgo de recurrencia, y controlar los síntomas locales. Yo me sigo planteando las mismas dudas, sobre manejo en AP:
    – Tratamos con AINES + media elástica?
    – Tratamos con HBPM para prevenir TVP o TEP?
    – Si pautamos HBPM, ¿a dosis terapéuticas o a dosis profilácticas?.

    Parece que el Fondaparinux puede ser otra opción, pero recordando que en ficha técnica está indicada en pacientes con trombosis venosa superficial espontánea, aislada, sintomática, aguda de los miembros inferiores, de al menos 5 cm de largo y confirmada mediante ultrasonografía u otros métodos objetivos, excluyendo la presencia de trombosis venosa profunda concomitante (TVP) o de trombosis venosa superficial a menos de 3 cm de la confluencia safeno-femoral.

    De todas maneras habrá que seguir esperando ensayos clínicos más concluyentes.

  2. Hoal Lledo, nos prsentas un areciente revision Cochrane, que intenta arrojar algo de luz sobre el tartamineto de la Tromboflebitis superficial y que vuelve a traer a colación un farmaco que aunque parezca nuevo ya lleva su tiempo en el mercado (2002-2003?).
    Me gustaria hacer una serie de comentarios:
    1- El articluo no acaba de acalarar el manejo correcto al final seguimos viendo que apsear de la bibliografia empleada para la revision siguen faltando estudiso que definan y situen a cada cual en la terapeutica del dia a dia. Mientras tanto seguiremos tartando la TFS como siempre: mas o menos: El tratamientoes ambulatorio y sintomático, basado en la elevación de la extremidad, compresas frías o tibias y antiinflamatorios no esteroideos (AINE). No están indicados los antibióticos, salvo en el caso de la tromboflebitis séptica (Fernández L, 2012; Prodigy, 2012). En ausencia de contraindicación (arteriopatía periférica) las medias elásticas de compresión de clase II (20-30 mmHg) con una longitud que abarque toda la extensión de la vena afectada pueden mejorar el dolor y el edema. Los tratamientos tópicos producen un alivio sintomático, pero no afectan a la evolución de la trombosis. Dado el riesgo de hemorragia asociado a la anticoagulación, se recomiendan los AINE como terapia inicial en pacientes con bajo riesgo de tromboembolismo, reservando la anticoagulación para los de alto riesgo. La American College of Chest Physicians (ACCP) recomienda dosis intermedias de heparinas de bajo peso molecular durante un mes (Mearon C, 2008).
    2- Ya en 2003. el SESCAM hizo una valoración del farmaco que os dejo aquí: http://sescam.jccm.es/web1/profesionales/farmacia/usoRacional/documentos/IV_3_Fondaparinux.pdf
    3- Por otro lado aún hay poca experiencia, tiene un coste más elevado que las heparinas fraccionadas, quedando algún aspecto importante por aclarar como es la duración de la profilaxis. En todo caso la duración máxima de la profilaxis con Fondaparinux es de 9 días. Los pacientes con factores de riesgo (fundamentalmente pacientes con antecedentes de enfermedad tromboembólica y pacientes de más de 65 años con obesidad o inmovilización prolongada) deben mantener la profilaxis durante 4-6 semanas y por tanto deben ser tratados con Heparinas fraccionadas.

  3. Tratamiento de la Tromboflebitis superficial de MMII | Docencia Rafalafena , es genial, desde que os recibo no puedo parar de mirar todas vuestras sugerencias y me alegra cuando recibo uno más, sois lo mejor en español, me encata vuestra presentación y el curre que hay detrás. Un beso y abrazo,GRACIAS POR VUESTRO TRABAJO, nos alegrais la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: