La gota, que hay de nuevo?

La gota es una enfermedad reumática que se caracteriza por el acumulo de depósitos de cristales en las articulaciones y otros tejidos periarticulares tras una hiperuricemia crónica (urato>6.8 mg/dl).

Este boletín quiere revisar el manejo de la gota y aclarar el manejo de los fármacos disponibles.

En el tratamiento de la crisis gotosa destacar los AINEs a dosis plenas y de inicio temprano como primera linea de tratamiento.

La colchicina esta siendo relegado por su toxicidad gastrointestinal y por su estrecho margen terapeútico. Se recomienda la administración de 1 mg de colchicina pudiendo administrar 1mg más pasadas 1 o 2 horas de la toma (sin administrar más de 2 mg en 24 h) administrar hasta 4 días seguidos pero sin superar 6 mg durante los 4 días. Un ensayo clínico reciente avala el uso de dosis menores de colchicina (1.2mg y 0.6 mg una hora más tarde; dosis total de 1.8mg en 1 h) consiguiendo la misma eficacia que con dosis altas y efectos adversos comparables a placebo.

Los corticoides como opción adecuada cuando los AINEs y la colchicina están contraindicados. Dosis de uso habitual: Prednisona 30 mg/día durante 1 o 2 días y disminución gradual durante 7 dias; o Prednisona 30 mg/día durante 5 días. Cuidado con las crisis rebote.

Es muy importante no modificar el tratamiento de base durante la crisis de gota

En el tratamiento de la Hiperuricemia no hay evidencia que avale el tratamiento de la hiperuricemia asintomática con fármacos. Los expertos coinciden en indicar tratamiento hipouricemiante en pacientes con gota grave(crisis recurrentes de gota, artropatía, tofos o cambios radiológicos de gota) pero en los casos más leves o después de la primera crisis no existe uniformidad.

Al inicio del tratamiento hipouricemiante de debe realizar profilaxis de gota (con colchicina 0.5 mg/dia o AINE) durante los 6 primeros meses para evitar crisis gotosas.
Una vez iniciado el tratamiento hipouricemiante la duración del mismo será indefinida.
Los fármacos hipouricemiantes esenciales son los inihibidores de la xantina oxidasa (alopurinol y febuxostat) y uricosúricos.
En la practica diaria el alopurinol está infradosificado, por lo que en general se recomienda comenzar con dosis bajas (100 mg diarios) e ir aumentando progresivamente (100 mg cada 2-4 semanas hasta alcanzar niveles de uricemia < 6 mg/día siendo esta estrategia más eficaz que la utilización de dosis fijas de alopurinol.
Gota

2 comentarios

  1. Me llama la atención la infradosificación del alopurinol y la pauta ascendente recomendada en el documento hasta alcanzar niveles de urato adecuados y la falta de evidencia del tratamiento en ausencia de crisis.
    Habria que revisar los tratamientos ya que muchos pacientes llevan este farmaco durante años sin haber tenido nunca una crisis de gota

  2. Magnifico documento como la mayoría de los INFAC, vale la pena leerlos, muy útiles para la consulta diaria, aclara conceptos clave, que posiblemente nos hagan variar la forma de ver y actuar frente a determinados problemas. Como dice MªDolores, vale la pena revisar tratamientos crónicos, y agudos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: