Medicina socializada vs Medicina capitalista. Una experiencia en EEUU.

La sesión web que hoy os traigo, es un tanto diferente a las que estamos acostumbrados a encontrar en nuestro blog. Y es que no se trata de un tema puramente médico, sino que a os invito a reflexionar a través de la valiosísima experiencia narrada por el médico de familia de Alicante Salvador Pertusa Martínez, publicada en la revista Atención Primaria en el año 2013 (link aquí).

El citado colega nos cuenta que el año pasado consigue cumplir uno de sus sueños al poder realizar una rotación laboral/formativa en Filadelfia (EEUU), y descubrir así un país y un sistema sanitario por el que sentía especial interés. Nos cuenta antes que nada dos tipos de profesional de la Atención Primaria que se encuentra por esos lares: primero un “médico de los de antes”, por el cual siente verdadera fascinación, y el segundo muy similar al que él ya conocía por nuestras tierras y consultas. Pero poco a poco vamos llegando a lo interesante de la experiencia. Y es que Salvador continúa contando otros aspectos, mucho más importantes del sistema sanitario estadounidense que poco a poco va descubriendo. De cómo se va encontrando auténticas moles por centros de atención sanitaria, con todo tipo de lujos y cuidados, que a priori hacen muy apetecible la visión, pero que pronto descubre que el “truco” es de lo más maquiavélico. Conforme va viendo el funcionamiento de la administración sanitaria va descubriendo que en toda ella hay un denominador común: el dinero. El dinero entendido como negocio y como salud mercantilizada. Así va descubriéndonos el papel que juega en el sistema los seguros médicos, las empresas farmacéuticas; y lo que es peor, lo que supone para un ciudadano norteamericano el enfermarse, además de ver menguado su estado de salud.

Muy ilustrativo es, sin duda, el relato que nos da sobre sus conversaciones con pacientes y profesionales de allí con respecto a la comparación entre su sistema sanitario y el nuestro, al que ellos llegan incluso a llamar “medicina socializada”. No entraremos en la discusión y explicación de lo que sería una verdadera medicina socializada o socialista, pero sí nos detendremos a pensar, en la visión que tienen ellos sobre nuestro sistema. Y es que está claro, que en un país en el que para poder ser atendido de manera digna por un problema sanitario debes de pagar religiosamente en torno a los 300 dólares, como le explicaba un médico que afirmaba tener verdadero miedo de enfermar pese a estar asegurado, es lógico que nos vean a nosotros como unos verdaderos privilegiados “socialistas”.

Llegados a este punto, hago mi aportación a la reflexión. Hay que decir además, que los EEUU destinan en relación a su PIB (para entendernos, la riqueza total de un país) una cantidad mucho mayor a la de otros países en los cuales sus ciudadanos sí tienen (o tenían, mejor dicho) cobertura sanitaria universal. Y, además, también sus resultados dejan bastante que desear en cuanto a nivel de atención sanitaria ofrecida en relación con datos como mortalidad, mortalidad infantil, esperanza de vida, etc. (más datos aquí). Así pues, ¿es seguro que ese sistema sea adecuado? No hace falta ser muy avispado para darse cuenta, de que es más que cuestionable

¿Así, por tanto, qué debemos extraer de esta bonita experiencia narrada? En primer lugar, debería de servirnos para valorar como es debido nuestro Sistema Nacional de Salud, aunque si bien es cierto, hay muchísimas cosas que podríamos cambiar o mejorar, sigue siendo un sistema envidiable. Y en segundo lugar, debería hacernos pensar a la población sobre las propuestas privatizadoras como supuestas “salvadoras” de la sostenibilidad de la sanidad. Hay que decirlo claramente, tal afirmación es difícilmente sustentable, y en ningún caso se basa en la evidencia de una mejor relación calidad/precio, y por tanto, intereses oscuros se encuentran detrás de ellas, el ejemplo de EEUU con sus cifras económico-sanitarias nos sirve para entenderlo, pero también el del hospital de La Ribera sin tener que cruzar el “charco”.

Así pues, no caigamos en las mentiras que no se sostienen con las cifras, y defendamos una sanidad pública por y para las personas.

PD: Muchas gracias a Salvador Pertusa Martínez por su experiencia, aunque igual no esté de acuerdo en todas mis opiniones derivadas a partir de su relato.

PD2: Como él, yo también recomiendo de sobremanera que veáis “Sicko”, el documental del cineasta norteamericano, Michael Moore, sobre el sistema sanitario de EEUU y las miserias que contiene, aquí os dejo el tráiler (no pongo el vídeo completo por si tenemos problemas con los de las SGAE o sucedáneos…, aunque para nada es difícil de encontrar online y completo en la web).

Anuncios

4 comentarios

  1. Muchas gracias por la entrada Carlos. La verdad es que es un tema importante para y debemos reflexionar todos al respecto. Personal sanitario/personal no sanitario /pacientes y la población en general.
    Ahora muchas veces oimos: “es la crisis”.
    Si , y no lo podemos negar: es la crisis, pero intentemos buscar la parte “positiva” de “la crisis” (por decir algo). La situación actual nos está haciendo comprender que los recursos son limitados y que hay que trabajar con lo que se tiene.
    Y demos gracias por tener todavía tener lo que tenemos: Una sanidad pública.
    Debemos aprender a utilizar los recursos que sean necesarios. Ni más ni menos: si es necesario se hace o se prescribe. No solicitar pruebas complementarias si no están indicadas ni prescribir medicamentos para todo, ya que no existe medicamentos para todo. últimamente algunos pacientes demandantes entran en la consulta y dicen : “Doctora, vengo a que me haga todas las pruebas que me toquen por edad, analítica, radiografías, TAC…., porque yo lo pago”
    Pero bueno, clamo al cielo: ¡¡¡a que punto hemos llegado!!!
    Pero ante todo tenemos que luvchar por lo que tenemos, para que por lo menos, sigamos como estamos. Así que sigamos gritando a los cuatro vientos que queremos seguir teniendo una sanidad pública y de calidad!!!!
    Gracias por la entrada Carlos.Y …buen fin de semana a todos!!

  2. Hola Carlos,
    me ha encantado la entrada de esta semana. Es un tema sobre el que deberíamos reflexionar …y mucho.
    La experiencia que relata Salvador Pertusa, me parece fascinante. Me han llamado la atención tantas cosas…
    – En primer lugar me asombra la diferencia dentro de un mismo país entre profesionales sanitarios de la misma especialidad (aunque aquí en España esto, en cierta manera, también se da). En este punto veo inconcebible que no exista un lugar donde poder realizar una buena anamnesis al paciente y una buena entrevista clínica (cuando creo que es la base para realizar bien nuestro trabajo)
    – La base de todo es el dinero. Esto dicho así suena muy muy mal. ¿Es realmente así? Está claro que el dinero es importante, que sin dinero no se pueden hacer muchas cosas, pero señores y señoras, no nos equivoquemos dinero hay!!! Mal invertido y mal distribuído, pero hay. Dentro de lo que está en nuestra mano, debemos optimizar los recursos, no dar medicamentos que no dispongan de evidencia científica (no hay más que ver la entrada sobre los SYSADOAS de la semana pasada, por ejemplo), y, por supuesto, pedir las pruebas complementarias que creamos que debemos pedir cuando estén indicadas. Si todos pusiéramos nuestro granito de arena, el dinero no sería lo más importante para realizar una medicina de calidad.
    – También me ha impactado que en EEUU la industria farmacéutica realice campañas publicitarias agresivas con fármacos que deben ser prescritos CON receta, e invite a los pacientes a solicitar esos fármacos directamente a sus médicos
    Tal y como podemos ver en el documental que nos indicas (Sicko) es un poco chocante que el sistema de salud de uno de los países más poderosos del mundo tenga desprotegidos a gran parte de sus habitantes (casi 50 millones) por funcionar como un negocio y no como un derecho humano o un servicio cuyo objetivo debería ser proteger la salud de los ciudadanos. ¡¡¡No dejemos que nos pase esto!!!!
    Por último, me quedo con las palabras del Dr. Pertusa: …” no podéis imaginar lo orgulloso que me siento de vivir y trabajar en un país como España que en los últimos 30 años ha sido capaz de ofrecer a sus ciudadanos un sistema de salud, como el nuestro: universal, público, de calidad y gratuito, aún con sus múltiples problemas y defectos,. Aunque en los últimos años y por causas bien conocidas las cosas están cambiando y a qué velocidad.
    Aprendamos, cambiemos lo que sea preciso para mejorarlo y hacerlo sostenible y valoremos lo que tenemos. Os aseguro que merece la pena.”
    ¿Empezamos?

    Gracias por el artículo Carlos. Gran elección.

  3. Interesante tema e interesantes reflexiones.
    Mucho se ha hablado y escrito en los dos o tres últimos años sobre los resultados de las “políticas privatizadoras”. Vease el ejemplo de todo lo ocurrido en la Comunidad de Madrid
    Creo que no hacen falta más estudios ni publicaciones para saber lo que “está detrás de las políticas privatizadoras de servicios sanitarios”
    Me remito nuevamente a las conclusiones y comentarios de una reciente sesión y entrada realizada en este mismo blog https://rafalafena.wordpress.com/2014/02/06/aspectos-culturales-sociales-y-politicos-de-interes-en-atencion-sanitaria/#comments
    No me sorprende para nada lo que cuenta Salva Pertusa, es de sobra conocido que los verdaderos beneficiados del sistema de salud americano con las Compañías Aseguradoras, verdadero lobby que tiene un poder inmenso
    De hecho cuando en Marzo del 2010 el presidente Obama pone en marcha “La Ley de Protección del Paciente y Atención Asequible” (PPACA) que contribuye a asegurar que todo el mundo disponga de cobertura sanitaria asequilble incluso si se encuentra en paro, las más feroces críticas las recibe de ciudadanos americamos. Visto desde aquí yo me preguntaba ¿ cómo puede ser posible?
    Pero cuando te enteras que en EEUU en 2009, 2.9 millones de personas se quedaron sin cobertura pero que los beneficios de las compañías de seguros se incrementaron en un 56% ya te lo explicas
    Mi opinión es que aquí en España íbamos por el mismo camino, pero afortunadamente todos los movimientos sociales y sanitarios de Madrid han servido para al menos “enlentencer” el proceso. Está por ver si seremos capaces de pararlo definitivamente

  4. Leído el articulo de Salvador Pertusa. Se podría argumentar hasta la saciedad…pero no se si al final servirá para convencerlos, ¿que mas hace falta para darnos cuenta de que tipo de sanidad es mejor?
    No a las políticas de Privatización
    Todos por la Sanidad Publica Universal y de Calidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: