Medicina humanista: El médico social

Esta semana, la sesión web de los viernes va a ser un poco diferente. No voy a comentar ningún artículo. Voy a hablar de una persona, un médico, y de un libro escrito por él

La persona se llama Albert J. Jovell. Conocí a Albert Jovell cuando acudió a Valladolid a impartir la conferencia inaugural del Congreso de semFYC en el año 2007. En aquella conferencia habló de los valores de la profesión médica, ensalzando los valores de la Medicina de Familia, la que él catalogaba como “la mejor especialidad”.

Albert Jovell era médico, sociólogo y prestigioso especialista en salud pública. Fundador del Foro español de pacientes. Hijo de un médico de familia de un barrio obrero de Sabadell. Diagnosticado de un cáncer de timo (tumor extraño y de mal pronóstico) falleció el pasado 26 de Noviembre a los 51 años de edad tras “convivir” con su enfermedad más de 15 años.

Hace un par de semanas, la hija de una paciente, médico también, me regaló un libro. Curiosamente un libro escrito por Albert Jovell (conjuntamente con el periodista Jordi Sacristán) titulado “El médico social”. Tal y como me comentaba la hija de mi paciente, este pequeño libro debería ser de lectura obligada, sobre todo para los médicos más jóvenes, para los que están en su periodo de formación y para los estudiantes de medicina. Yo personalmente, lo he leído de un tirón, he disfrutado enormemente con las reflexiones del Dr Jovell; reflexiones que a la vez, me han hecho reflexionar profundamente a mi también

El libro no tiene desperdicio, destaco los siguientes fragmentos, pero “hay muchos más”

  • Tenemos un sistema que aborda de forma muy eficiente el tratamiento del mal físico, pero menos eficazmente el dolor y el desconcierto emocional
  • A las personas que se encuentran en situaciones difíciles, de extrema necesidad, hay que decirles que siempre hay una luz, por pequeña que pueda parecer, para la esperanza
  • Vencer el cáncer será largo y dificil, excepto evitar el tabaco. Continua siendo una enfermedad de la que no acabamos de tener interiorizado la idea de que nos puede afectar a todos. Hemos conseguido avanzar tanto en la clínica o en la biología, que el decalaje de la parte emocional y social se manifiesta con mayor rotundidad.
  • Hemos acabado sustituyendo el trato con la persona por el dominio de la técnica
  • Las encuestas demuestran que entre los usuarios de la sanidad crece la demanda de un mayor grado de comunicación, de información, de trato humano y no sólo de tratamiento
  • Tenemos los científicos y, en paralelo, los expertos en seguridad científica, pero no hemos aprendido a convivir con la incertidumbre”
  • Uno no va al médico porque quiere, sino porque lo necesita
  • La medicina moderna ha de comenzar a tratar a los enfermos como personas y no como enfermedades
  • Un enfermo se siente más reconfortado si consigue establecer un diálogo, una comunicación, una presencia física… los enfermos quieren sentirse acompañados
  • Un Centro Atención Primaria es un espacio central en la vida de las personas
  • Lo primero que debemos enseñar a un estudiante que llega a la facultad de medicina son los valores de la profesión. Esta es una profesión que supone sacrificio, dedicación, compromiso… es también una profesión que no puedes plantearte como una opción de negocio o como un trabajo profesional de nueve a cinco. Se ha de reforzar la comunicación y la empatía
  • Se precisa gente con un nivel notable de inteligencia emocional, con una capacidad humana muy alta, personas con unos valores éticos y una personalidad muy firme
  • No debemos hablar de derecho a la salud, sino de derecho a la sanidad
  • Tenemos una sanidad low cost en el trato humano, confortabilidad y en atención cotidiana y high cost en el tratamiento de la enfermedad compleja
  • La sociedad del bienestar es aquella en la que todos estamos implicados y en la que, ante cualquier necesidad, sabremos garantizar la protección de la salud, la igualdad de oportunidades y la atención de las necesidades básicas de toda la población

Gracias Amparo Iraola. Gracias Albert Jovell

el médico social

7 comentarios

  1. Habrá que buscar el libro para ir ampliando estante de libros filosóficos-humanistas; muy interesante.

  2. Completamente de acuerdo con Jovell, de hecho, los profesionales que dedicamos parte de nuestro tiempo, en formar estudiantes en la facultad de medicina, estamos empeñados en conseguir un tipo de médico mas humano. Tras los últimos seminarios, he podido darme cuenta por los comentarios de los alumnos, que esto va calando, ojala se impregnen y los profesionales destinados a cuidarnos, sean tan humanos, como buenos técnicos, así tendremos profesionales competentes y de alto nivel. Gracias a Albert Jovell, por poner blanco sobre negro verdades como puños.
    Y gracias a MJ por ser una vez mas la voz de nuestra conciencia.

  3. Pfff…creo que son grandes reflexiones, reflexiones que no me han dejado nada indiferente y que han conseguido ponerme la piel de gallina.
    Habrá que buscar el libro y aprender y recordar porqué decidimos un día ser médicos!!!
    Me ha encantado esta entrada. Gracias.

  4. Gracias Mª José, por presentarnos este libro. Viendo los fragmentos que nos has mostrado sin duda el libro no debe tener desperdicio. Así que seguiré el consejo de lectura obligatoria.

  5. Muchas gracias por comentarlo, había leído el artículo sobre medicina basada en la afectividad pero desconocía este libro ( por cierto no llega a los 5 euros en Kindle) así que por supuesto, me lo leeré.

    También felicitaros por el blog que sigo todas las semanas; me resulta super práctico para la consulta. Mil gracias a todo el equipo que lo gestiona por el tiempo que le dedicais y por la alta calidad del contenido!

  6. ¿Esos valores se supone que van incluidos en el 13 de Selectividad? ¿Que generación de médicos se pueden crear si los profesores de la facultad no los “reconvierten”?. Hacen falta Médicos de Familia en el pregrado para dar esa visión.
    Gracias por la recomendación del libro.

  7. Muchas gracias por tu comentario. Estoy de acuerdo con lo que comentas aunque en mi opinión esos valores no faltan únicamente a los médicos que acaban de salir de las facultades de medicina
    A este respecto, te recomiendo la lectura del siguiente post
    http://medicocritico.blogspot.com.es/2014/04/el-eterno-dilema-de-la-eleccion-mir-y.html
    Afortunadamente, ya hay facultades de medicina que integran en sus diseños curriculares la docencia en estos “valores” ( UJI, Pompeu Fabra, Lleida, …). Será intererante ver si se consigue…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: