El TISA, un nuevo paso en la mercantilización y privatización de la salud:

Me permitiréis una vez más que mi siguiente aportación a nuestro blog sea con una entrada alejada de la práctica clínica, y tenga más que ver con la política o la economía, pero el tema lo requería. Además de que una vez leído, vosotros y vosotras juzgaréis si a nosotros nos debe dar igual…

Como iba diciendo, os presento una noticia aparecida hace pocos días en el portal digital de “eldiario.es”, que lleva por título lo siguiente: “La UE negocia en secreto que los sistemas nacionales de salud paguen tratamientos privados en el extranjero”. En él los periodistas de este medio se hacían eco de una filtración en la que se dice que con la redacción del Acuerdo sobre el Comercio de Servicios (TISA) en el cual participan la UE, EEUU, y otros países como Japón o Australia, se podrá “derivar” a un paciente a otro país para que reciba un tratamiento médico, pudiendo solicitar posteriormente que la Administración de origen le retorne, si no todo lo que ha costado, parte del monto total.

La argumentación se basa en que los “consumidores”, así llega a referirse a los pacientes, dejando clara por otra parte la ideología que siempre esconden las palabras, se puedan beneficiar de mejores condiciones, superando trabas de largas listas de espera, problemas de “regulaciones”, etc… Los requisitos que se necesitarán será, por un lado, la indicación de personal médico (aquí nuestro papel de no caer en la corrupción médica que comentaba estos días elrincóndesísifo), o simplemente que los “consumidores” lo soliciten.

No hace falta ser un entendido en Ciencias Económicas para darse cuenta de lo que puede suponer este hecho. Por un lado, asumir que la salud es una parte más del negocio del dinero (muy suculenta además) y por otro, dar más razones a los que sugieren que el gasto sanitario está demasiado engrosado, y que aligerarlo para volcarlo en las compañías de seguros, sería una acción mucho más sensata y que evitaría sobrecargar con ello las arcas del Estado.

Obviamente este hecho no es aislado. Y es que en tiempos en que la crisis económica sistémica se está llevando por delante las bases del negocio de siempre, los de siempre, los que nunca pierden, están poniendo manos a la obra la maquinaria para que el juego siga y el dinero no deje de fluir. Así, con la redacción del mentado tratado, pero también de otro altamente perjudicial para los intereses de los ciudadanos de a pie como es el TTIP, los grandes oligopolios pueden ampliar los sectores donde echar las redes del mercado y actuar más si cabe sobre ellos, pues como bien dicen en el propio documento, “la salud es un sector todavía por explotar”.

Nosotros como personal sanitario, y también como ciudadanos y por tanto afectados, no hemos de permanecer impasibles si en el transcurso del tiempo estas propuestas van confirmándose y van poniéndose en práctica. Es nuestro deber el estar atentos a los acontecimientos y en caso de que estos se produzcan, aplicar de manera didáctica nuestras dotes de pedagogía para explicar a nuestros pacientes qué es lo que unos pocos quieren hacer con nuestra Salud y con nuestra Sanidad. Porque es cierto, son unos pocos los oligarcas que desde sus posiciones bien cubiertas no tendrán ningún reparo en vendernos como beneficiosas unas prácticas que pueden sentar un peligrosísimo precedente del “todo vale con tal de ganar”, incluido el arrebatarnos nuestra querida pero subestimada Sanidad Pública.

Así pues, no nos quedemos impasibles esperando a que sea demasiado tarde, no creamos que lo que nos importa es solamente la parte médica de la vida y la sociedad, nuestra postura y nuestras acciones serán determinantes en cómo se desarrolle el futuro.

¡NO AL TISA!

¡NO AL TTIP!

PD: Aquí os dejo un vídeo en el cual la gente de ATTAC, de una manera muy amena, nos explica de qué va esto del TTIP, por si a alguien le ayuda a formarse su opinión.

Una respuesta

  1. Gracias por tu sesión web, Carlos, una vez más un ejemplo de sensibilidad social y defensa de la sanidad pública. Me cuento entre los que defienden una sanidad pública de calidad y que creen que esas dos condiciones no son incompatibles…En un país donde el sistema sanitario ha demostrado que cumple con estas dos premisas ¿qué objetivo, puede tener el privatizar cada vez más?… ¿porque poner en manos de gestores privados nuestro sistema? ¿Hemos de pensar que el sistema es insostenible y para salvarlo hay que privatizarlo? O lo que sucede es que lo “insostenible” es una gestión nefasta… ¿cambiemos el sistema de manos? o ¿mejoremos la gestión en manos públicas?
    Preguntas en el aire.
    Para todo los que tengan curiosidad e interés, os dejo el enlace a la página de ATTAC que nombras en tu comentario
    http://www.attac.es/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: