La habilidad de saber “No hacer”

Desde ya hace algunos años, se está promoviendo la cultura de seguridad del paciente, el desarrollo de la MBE y un modelo de atención centrado en el paciente. En relación a esto, han ido apareciendo recomendaciones de cosas que no debemos hacer en nuestra práctica clínica diaria habitual. Ejemplos de ello son las ya conocidas recomendaciones del “Do not do” (no lo hagas) publicadas en 2012 por la NICE donde identificaron aquellas prácticas clínicas (ahora ya más de 980) que recomiendan no hacer. Disponible en: https://www.nice.org.uk/proxy/?sourceurl=http://www.nice.org.uk/usingguidance/donotdorecommendations/index.jsp; y también la reciente publicación de las nuevas 15 recomendaciones (las primeras 15 fueron publicadas en 2014. Disponibles en: https://www.semfyc.es/es/biblioteca/virtual/detalle/Doc33.RecomendacionesNoHacer/) del “No hacer” propuestas por la SEMFYC este mes con el fin de disminuir las intervenciones innecesarias, aquellas que no han demostrado eficacia, tienen dudosa o escasa efectividad o no son coste-efectivas.  Son las siguientes:

  1. No realizar tratamiento intensivo de la glucemia en ancianos diabéticos, los objetivos de control deben ser más moderados en esta población.

  2. No dar pautas de corticoides orales de más de 7-10 días en pacientes con exacerbación de EPOC, no siendo necesario entonces la pauta descendente.

  3. No prescribir de manera sistemática heparinas de bajo peso molecular (HBPM) para la prevención de la trombosis venosa profunda en pacientes con traumatismo de miembros inferiores que no precisen intervención quirúrgica y no requieran inmovilización.

  4. No realizar citologías de cribado anuales.

  5. No pedir pruebas de imagen para la cefalea sin complicaciones

  6. No realizar radiografías de senos para el diagnóstico de una probable rinosinusitis bacteriana aguda.

  7. No prescribir bifosfonatos en pacientes con bajo riesgo de fractura

  8. No discontinuar los dicumarínicos de forma sistemática en pacientes que vayan a ser sometidos a procedimientos diagnósticos o terapéuticos poco invasivos.

  9. No pautar paracetamol a dosis de 1 gramo de forma sistemática. La dosis de 650 mg es más segura e igual de eficaz.

  10. No tratar con fármacos la hiperuricemia asintomática (sin gota) salvo a partir de cifras muy elevadas (13 mg/dL en varones, 10 mg/dL en mujeres) o en tratamientos oncológicos

  11. En el paciente anciano no prescribir un nuevo medicamento sin haber revisado los tratamientos que realiza (o tiene pautados).

  12. No hacer chequeos (revisiones en salud) sistemáticos a personas asintomáticas.

  13. No realizar de forma rutinaria radiografías de tobillo y pie ante esguinces

  14. No descartar un síndrome coronario agudo por el hecho de presentar un ECG normal o anodino realizado fuera del episodio de dolor torácico.

  15. No tratar con fármacos en prevención primaria sin calcular el riesgo cardiovascular, excepto pacientes con hiperlipemias familiares o hereditarias.

nohacer

Podéis encontrar toda la información en: http://e-documentossemfyc.es/recomendaciones-no-hacer-2-a-parte/

Y, como siempre, recordad…. Menos es más

Espero que os sea útil. Feliz fin de semana a todos!!

3 comentarios

  1. Entrada imprescindible estos días, gracias Belen.
    Aunar MBE+Sentido común = Mejor practica clínica

  2. Muy interesante, aunque difícil de aplicar a veces en la práctica clínica, puesto que los pacientes piensan que “más es mejor”…
    Debemos intentar adecuarnos a ello.
    Gracias!
    Lledó

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: