Eurobarómetro 2016 – Resistencias antibióticas: ¿Qué hay de nuevo?

Buenos días, para la sesión de hoy os dejo una revisión actualizada que he estado realizando acerca de la evolución de los diferentes eurobarómetros de 2013 y 2106, valorando los conocimientos adquiridos por la población respecto a antibióticos y las medidas llevadas a cabo por los profesionales médicos para disminuir el consumo. Además comento datos curiosos obtenidos de nuevas investigaciones llevadas a cabo para reducir el consumo de antibiótico y con ello las resistencias bacterianas.

Espero que os guste,

eurobarometro-2016-que-hay-de-nuevo

Os dejo el Eurobarómetro de 2016 para que podáis ver las gráficas:

eurobarometro-2016

 

3 comentarios

  1. Muy buena entrada, Lorena ademas bien estructurada y fácil de leer. El tema de los antibióticos, como habrás podido comprobar esta dejado de la mano. España es uno de los países con mas consumo de antibióticos y lo que es peor con una prescripción mas inadecuada. Me llama mucho la atención que a pesar de la poca cultura sanitaria de los pacientes se haya observado que estos cada vez se automedican menos con antibióticos y que otros agentes implicados en la dispensación también han moderado su influencia…¿Porque seguimos entonces donde estamos?…
    Tu que has dedicado tiempo a leer este magnifico informe…¿se te ocurre alguna solución? y a los demás residentes… ¿pensáis que es importante la adecuada prescripción antibiótica?…¿porque pensáis entonces que prescribimos tan mal?.
    Ahí dejo las dudas..

  2. Muy buena entrada y resumen, Lorena. De todo lo que aparece comentado en el informe me quedo con el alto porcentaje de uso de antibióticos en el estado español con respecto al resto de países de nuestro entorno; el hecho de que algunos autores estén recomendando pautas cortas de antibiótico para reducir resistencias cuando clásicamente estamos insistiendo en cumplir adecuadamente las pautas a pesar de encontrarse mejor, por el mismo motivo de reducción de resistencias, por lo que es un punto a seguir atentos; y por el último el tema respecto a la Amoxicilina-clavulánico donde tantas vemos que se está tomando en casos innecesarios y que puede tener consecuencias muy perjudiciales para todos y todas.

    En cuanto a lo que comenta Manolo, por meterme a responder algunas de las cuestiones que plantea:
    – Es importante la correcta prescripción antibiótica? Por supuesto, sí. Es vital para poder conservar el máximo número de antibióticos disponibles a nuestro alcance sin un porcentaje elevado de resistencias.

    – ¿Por qué prescribimos tan mal? Difícil cuestión. Yo creo que así como en otro tipo de fármacos podemos ponernos a malpensar respecto al interés “económico” que esconde, en este subgrupo de patologías no creo que eso influya mucho al respecto. Por tanto, me inclino a pensar que el problema está en el manejo de la incertidumbre (otra vez nuestra apreciada y odiada a la vez compañera de viaje). Sabemos que la indicación de antibióticos está muy limitada, que la mayoría de cuadros clínicos son de origen viral, pero vemos que en nuestro día a día la prescripción de esto es cuanto menos cuestionable. Si a esto le sumamos la relación médica-paciente que no atraviesa, a mi juicio en muchas especialidades por un buen momento, nos encontramos que ante la demanda de los pacientes muchas veces se acaba cediendo sin apenas realizar una pedagogía adecuada sobre el hecho de que si no hay una clara indicación vale más diferir la prescripción.

    – ¿Solución? Como en muchos otros aspectos de la vida, me sumo a la vertiente escéptica en cuanto a las respuestas a las preguntas planteadas. ¿Qué hacer de momento? Pues de entrada, una mayor labor de la administración al respecto, que ya sería un inicio…

    Un saludo.

  3. Excelente entrada Lorena
    Como ya habeis comentado el eurobarómetro viene a decirnos que parece que la población se va concienciando lentamente que no siempre es preciso el uso de un anb para un cuadro infeccioso ( aunque el nº de personas que creen que los anb sirven para gripes y catarros ya veis…) pero que la prescripción de anb sigue alejada de lo que debería ser en cantidad y calidad
    También hay que tener en cuenta que la mayoría de prescripciones anb se relializan en AP ( medicina/pediatría) y en servicios de urgencias
    Mi opinión es que la prescripción de anb es muy minimizada por los médicos, no se le da la importancia que realmente tiene y en no pocas ocasiones si prescribe sin tener en cuenta etiologías posibles, resistencias, etc, etc porque…. igual se van a curar ¿ qué más da uno que otro?
    Y yo creo que esta es una labor de concienciación personal, si se consigue formar/concienciar a la gran mayoría de los médicos prescriptores de la importancia de este problema, las cosas empezarían a cambiar
    Por lo tanto, hace falta formación, formación y concienciación y dotar a los médicos de las herramientas necesarias para disminuir en la medida de lo posible la incertidumbre clínica, y me estoy refiriendo de “los métodos de diagnósticos rápido para enfermedades infecciosas” que deberían estar en todas las consultas de AP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: