Sobre ideología y límites de la Medicina

Hace un par de fin de semanas tuve la suerte de acudir a las Jornadas de Acdesa País Valencià que coincidían con el congreso nacional de la FADSP aquí en nuestra localidad de Castelló de la Plana, concretamente en el maravilloso emplazamiento que es el Planetari del Grau de Castelló. Entre las diferentes e interesantes ponencias que se realizaron, una destacó (en mi opinión) sobre el resto, la ponencia de Abel Novoa (presidente de la plataforma NoGracias y médico de familia) que llevaba por título “Ideología, tecnología y cronicidad: la apropiación neoliberal de la innovación y el final de la vida”. Con vuestro permiso, no voy a detallar el contenido de la misma ni hacer una explicación a toda ella punto por punto. Primero por evidente falta de espacio y tiempo, y segunda porque hay dos estupendas entradas en el blog de NoGracias donde poder consultar la primera y la segunda parte de la charla.

Cuando pensamos en ideología es común pensar siempre en las viejas etiquetas de “izquierda” y “derecha” como ayuda para entender la política (y la economía si me apuráis). Es algo así como un ente metafórico que se vuelve sobre nosotros y nos ayuda a dar (o recibir) explicaciones sobre temas que tendemos a pensar muy concretos. En pocos o ningún momento pensaremos que la ideología nos venga a visitar a nuestra consulta y a nuestra práctica médica diaria. Pero como bien nos explicó Novoa, estamos muy equivocadas si pensamos en ese sentido. Últimamente son muchas las obras y pensadores que están tratando el tema del neoliberalismo como una entidad con características propias dentro del devenir y transformación del capitalismo como sistema que riga nuestro sistema económico. Como comenta el murciano, el neoliberalismo tiene la capacidad de abandonar aquellos espacios en que tendíamos a ubicar clásicamente a un sistema de organización económica para pasar a influir nuestras relaciones personales, laborales, familiares y nuestro sentir como sociedad. Y la medicina no iba a ser menos.

Entrando ya en materia, y vuelvo a insistir en que me disculpéis por no tratar de comentar toda la charla, ¿el hecho de no asumir en que la medicina ha dejado de presentar innovaciones que mejoren significativamente el nivel de vida de nuestra población es simplemente es en base a las evidencias o en base a nuestras “creencias”? Novoa presentaba una serie de gráficos y datos que apuntaban en esta dirección. El gasto médico no dejaba de aumentar (mayoritariamente por el gasto farmacéutico) pero los resultados no eran evidenciables. Nos encontrábamos aquí con la cuestión de ¿es lícito aumentar de manera desmesurada el gasto económico para conseguir una mínima mejora sabiendo que lo que gastemos en un punto es parte de lo que dejaremos de gastar en otro? Por poner un ejemplo: ¿qué nivel de legitimidad hay en gastar una cantidad ingente en un nuevo anti-neoplásico que no le va a aportar al paciente una mejora sustantiva en su tiempo de vida (y no hablamos ya en la calidad del mismo, que depende de otros factores) si luego hemos de recortar en gasto social en un momento de acuciante de crisis económica para el gran grueso de la población.

En relación con esto, otro ejemplo golpeó las conciencias de todos y todas las presentes: pocos días antes habíamos conocido la triste y vergonzante noticia de que una anciana de la localidad de Reus había muerto en un incendio provocado por unas velas debido a la pobreza energética que padecía la mujer y que le impedía hacer frente a la factura de la luz. ¿Podemos pensar qué nos parecería si supiéramos que esa misma paciente quizás había sido sometida a una intervención quirúrgica previamente para la colocación de una prótesis de rodilla, con un valor estimado de miles de euros y la administración no había sido capaz de poner una solución al impago de una factura de la luz que no sumará en el mayor de los casos una décima parte del monto anterior?

Hemos de ser conscientes de que, aunque nosotras como personal sanitario tenemos un papel importante en el cuidado y la salud de nuestra población, hay otros muchos factores que influyen en esto y que muchas veces tendemos a olvidar. Tan importante como poder disponer de medicamentos será que alguien no pase frío en invierno, que pueda llevar una dieta adecuada, que no sufra de soledad, que pueda acceder a la cultura… Y lamentablemente todo ello está en serio peligro. Mucho más que el gasto sanitario directo. Llegados a este punto, y antes que nadie se me lance al cuello, no quiero decir con esto que vamos a dar excusas para que el gobierno pueda hacer recortes sin problemas y ayudados por nuestros argumentos, ni mucho menos. Pero cabría preguntarnos cada una de nosotras y nosotros si somos conscientes de esta realidad que denunciaba el compañero Abel Novoa tan acertada y crudamente.

Vivimos tiempos confusos, las (pocas) certezas que teníamos se derrumban ante nosotras como un castillo de naipes débil y frágil que con tanto esfuerzo nos ha costado armar. Más allá de la frustración y el pesimismo, reflexionemos al respecto y pensemos en cómo abordar esa “injerencia” neoliberal que nos envuelve en la consulta y en nuestra vida diaria. El futuro puede ser un lugar mejor.

Anuncios

2 comentarios

  1. “Se puede decir mas alto, pero no mas claro”…gracias por tu reflexion, Carlos.

  2. Carlos, gràcies per introduïr el tema.

    Els paradigmes cauen perquè son qüestionats ( La confiança en la investigació científica està sent qüestionada en el terreny de la investigació sobre productes sanitaris que regulen les polítiques sanitàries )

    Vos passe el link a una entrevista a Abel Novoa, feta després de la ponencia a la qual fas referència ( “Ideología, tecnología y cronicidad: la apropiación neoliberal de la innovación y el final de la vida”. Jornades ACDESA-FASP- nov 2016 ).

    La seua lectura posa molta llum en la dificil situació actual de la investigació, promoció i us dels medicaments i aboga per la POST-MEDICINA com a estratègia de canvi de paradigma

    La seua lectura resulta tot un placer i a la vegada suscita una gran preocupació :

    http://www.nogracias.eu/2016/11/27/la-biomedicina-se-ha-convertido-en-un-enorme-fracaso-social-y-en-un-problema-de-salud-publica-entrevista-a-abel-novoa/

    Estel Ortells

    MFiC i actual FED Medicina Preventiva i Salut Pública HGUCs

    Grup del Medicament de la SVMFiC (http://grupdelmedicament.blogspot.com.es/)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: