Y ahora mire lo que tengo en los pies…

Paciente de 50 años que ingresa para valoración y tratamiento de las lesiones que observamos en la imagen. ¿Qué debemos preguntar en la anamnesis? ¿Cuál sería vuestro diagnóstico diferencial?

Anuncios

3 comentarios

  1. Yo la primera, y casi unica;), pregunta que le haría es: ¿Cuanto fuma y desde cuando? Pues el diagnostico tiene todo el aspecto de isquemia vascular

  2. Buenas tardes,
    Podríamos preguntar a la paciente si es diabética, si fuma, si ha utilizado un calzado inadecuado…
    La paciente está encamada? o puede deambular? tiene algún tipo de neuropatía?
    Desde mi punto de vista, podría tratarse de.
    – una úlcera de pie diabético.
    – úlcera por presión.
    Ya nos vas comentando, un saludo y feliz semana!

  3. Buenas tardes!
    Se trataba de una mujer no fumadora y la clave en su anamnesis era que la paciente sufría esclerodermia desde hacía unos 7 años.
    Como sabreis pero creo que no está de más recordar, la ES es una enfermedad multiorgánica, que se caracteriza por la presencia de fibrosis en la piel y múltiples órganos como pulmones, riñones y el tubo digestivo. Hay un trastorno generalizado de la microcirculación y del tejido conectivo, produciéndose obliteraciones vasculares y un depósito excesivo de proteínas en la matriz extracelular.
    El fenómeno de Raynaud (que podemos observar en la imagen) aparece en el 90-95% de los casos y, en la mayoría de las ocasiones, es el síntoma inicial, precediendo incluso en años al resto de los síntomas. Su localización más frecuente son los dedos de las manos, aunque también puede presentarse en los pies, labios, orejas y lengua y aparece espontáneamente o como respuesta al frío o al estrés. La isquemia crónica conlleva la aparición de lesiones tróficas a modo de cicatrices en pulpejos “en mordedura de rata”, úlceras o flictenas. Dichas úlceras son dolorosas, tórpidas, se sobreinfectan con frecuencia y cicatrizan con dificultad. Cuando hay una mala evolución de estas puede haber necrosis que lleve a la amputación.
    En cuanto al tratamiento, las medidas generales como la protección contra el frío, evitar los cambios bruscos de temperatura, abandono
    del hábito tabáquico y evitar el uso de fármacos vasoconstrictores, son fundamentales. También debe prestarse atención al cuidado de las úlceras cuando estas aparezcan y descartar su sobreinfección.
    Los antagonistas del calcio se siguen empleando, aunque la tolerancia
    no siempre es buena (aumentan el RGE).
    Se pueden emplear los antagonistas del receptor de la angiotensina, losartán, y en casos de mayor gravedad se emplean perfusiones intravenosas (i.v.) de iloprost durante 6 h 5-6 días consecutivos. El inhibidor de la endotelina, bosentán, previene la aparición de nuevas úlceras y los inhibidores de la fosfodiesterasa, sildenafilo y tadalafilo, han mostrado ser eficaces en el tratamiento.
    Espero que os haya resultado útil el caso, yo desde luego no habría pensado nunca en esta patología al ver las úlceras, suerte de los antecedentes y la anamnesis!
    Un saludo y hasta la próxima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: