Doctor, no sé qué es esto

Varón de 38 años, de origen marroquí, que acude por aparición de la siguiente lesión hace varias semanas en glúteo derecho, siendo ésta pruriginosa y no dolorosa.

gluteo

  • ¿Qué deberíamos preguntar en la anmanesis?
  • ¿Cuál es el diagnóstico diferencial?
  • ¿Cómo realizaríamos el tratamiento?
Anuncios

4 comentarios

  1. – Tiene otras lesiones? Historia de psoriasis? El prurito aumenta de noche? Le ha supurado? Intramusculares? Tiene animales en casa? Alguien más se rasca en casa?
    Adenopatías? Otras enfermedades? Alergia o asma? Fármacos y tóxicos ( cemento, cremas con Aines…)

    – Sarna, dermatofitosis, dermatitis de contacto impetiguizada con costra melicérica, herpes impetiguizado

  2. Hola!
    – Le preguntaría si presenta fiebre, si es posible que le haya supurado.., si presenta lesiones en otras localizaciones, si desprende al rascado, si se ha rascado sobre esa zona.., si presenta algún tipo de alergia a algún producto tópico..
    – El diagnóstico diferencial se podría hacer con las patologías que señala nuestra compañera en el comentario de antes, podría también tratarse de un trayecto fistuloso que se ha sobreinfectado?
    Un saludo

  3. Hola a todos,
    Me recuerda al botón de oriente ( leishmania cutánea).Bordes sobreelevados endurados con ulceración central. Por el origen marroquídel paciente sabemos, que existe vector transmisor en su zona.

  4. En primer lugar quería agradecer a todos vuestros comentarios.

    – Como bien se ha apuntado, en la anamnesis habría que preguntar por más características respecto a la herida, así como investigar la posible aparición de otras lesiones. En cuanto a la historia personal, investigar por sustancias con las que pueda haber estado en contacto, fármacos, alergias, etc. Es muy importante pensar en lo que ha comentado Raquel: debemos preguntar por viajes recientes, y más aún sabiendo que el paciente es extranjero. Preguntar además por otros síntomas acompañantes como fiebre, malestar general, etc.

    * En nuestro caso el paciente refería la aparición de otra lesión en pie izquierdo, de las mismas características. El prurito era continuo y no se modificaba, y la herida había pasado por varias fases diferentes. No habia aparecido fiebre ni otro síntoma. Contaba que había realizado un viaje a Marruecos hace 1-2 meses. Como veis, tan sólo con la anamnesis y la descripción de la lesión (ulceración central y bordes eritematosos y sobreelevados) se puede realizar el diagnóstico de Leishmaniasis cutánea como bien se apuntaba. Este paciente debe ser remitido a Dermatología para estudio, donde se confirmará el diagnóstico mediante biopsia y PCR. El diagnóstico en nuestro caso fue comprobado.

    – El diagnóstico diferencial de estas lesiones es muy amplio. Pero siempre debemos realizarlo con el carcinoma espinocelular, esporotricosis y carbunco.

    – En cuanto al tratamiento, el antimoniato de meglumina pentavalente (GLUCANTIME) a dosis de 20mg/kg-peso/día IM durante 20 días es efectivo; pudiéndose utilizar como alternativa la anfotericina B liposomal.

    Espero que el caso haya sido de interés de todos y enhorabuena por la acertada orientación. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: