Give me a shot, Doc.

“Give me a shot, Doc” (¿Que no me pinchará, doctor?). Así empieza un artículo de 1978 titulado Legitimate Indications for Intramuscular Injections” donde ya se analizaba el uso inapropiado de la vía intramuscular (IM).

Hace algunos meses en el Boletín Canario (Bolcan) se publicó el artículo “Uso racional de medicamentos vía intramuscular”, con la misma finalidad: que apliquemos mejor la evidencia existente sobre el uso de esta vía de administración.

Y es que hay muchas falsas creencias alrededor del empleo de la vía IM. Una de ellas es que consigue niveles de fármaco más altos y precoces, en contra de la vía oral (VO) que impresiona de errática y más lenta.

Es por este motivo por el que la vía IM es ampliamente utilizada para la administración de analgésicos, sobre todo en Urgencias y puntos de Atención Continuada. Sin embargo, y como ilustra la tabla que nos facilita el propio artículo, vemos que las diferencias son mínimas para los analgésicos más usados.

Captura de pantalla 2018-03-04 a las 19.48.59

Tabla 1. Extraída del artículo del Bolcan

Los autores también desmienten que la vía IM sea más potente analgésicamente que la vía oral, basándose en revisiones sistemáticas de ensayos clínicos aleatorizados a doble ciego, donde la eficacia analgésica de ibuprofeno 400 mg VO o naproxeno 500 mg VO, controlaban mejor el dolor agudo moderado-severo que ketorolaco 30 mg IM.

Otra cuestión que nos explican en este artículo es que los AINEs son igual de gastrolesivos por vía IM que por VO ya que el mecanismo no es local sino por inhibición de las prostraglandinas, que se ejerce de igual manera en ambos casos.

En esencia, los autores proponen que antes de indicar la vía intramuscular nos planteemos dos simples preguntas:

  1. ¿Está justificada la indicación en este paciente?

Según sus conclusiones sólo estaría indicado el uso de la vía IM en aquellos casos de intolerancia a la VO por náuseas y vómitos de repetición, en pacientes inconscientes o con dificultades para la adherencia al tratamiento. Estando, además, justificado el diclofenaco IM ante dolor cólico intenso por eficacia analgésica y mayor rapidez de acción.

  1. ¿El riesgo-beneficio es favorable en este caso?

En cuanto al riesgo-beneficio hay que tener en cuenta las posibles posibles complicaciones derivadas y las características de cada paciente. Con especial cuidado en aquellos anticoagulados o con problemas de coagulación severos, en los cuales sólo debería emplearse la vía IM si es imprescindible. Y de tener que emplearse, se necesitan precauciones añadidas:

  • Está contraindicada la IM profunda en región glútea.
  • Inyección de < 3mL.
  • INR < 3 en los tres días previos.
  • Compresión los 10-15 minutos siguientes.

En resumen, sabemos que la vía IM se emplea ampliamente y tras todo lo que acabamos de revisar, muchas veces sin un respaldo que lo justifique.

Pero todos nos hemos encontrado pacientes que acuden a Urgencias o a puntos de Atención Continuada directamente para que les “pinchemos algo”, bien porque piensan que el dolor es tan fuerte que sólo así se les pasará, o bien porque ya han intentado el tratamiento oral. Y claudicamos porque son las 3.00 am o porque no nos apetece discutir.

Seguramente este sea unos de los determinantes de la cuestión. Pero en nuestra mano está iniciar el cambio y concienciar a los pacientes (y a nosotros mismos) del adecuado uso de la vía IM.

Aquí os dejo las refencias a los artículos que he mencionado. Que tengáis un buen día y hasta pronto.

-Artículo “Legitimate Indications for Intramuscular Injections” de 1978. doi:10.1001/archinte.1978.03630360081031

-Artículo del Bolcan nº2 Sept-17: “Uso racional de medicamentos vía intramuscular” http://www3.gobiernodecanarias.org/sanidad/scs/content/3177ef84-c080-11e7-b97c-85a2cbf90b08/Vol9_n2_INFARMA_intramusc_SEPT_2017.pdf

3 comentarios

  1. Muy buena sesion Elena. A ver si lo empezamos a poner en práctica entre todos.

  2. Muy interesante Elena. Gracias!

  3. Enhorabuena por esta entrada que ha creado una gran expectación entre nuestros lectores y seguidores
    Este es un típico ejemplo de “No hacer” o “toda la vida se ha hecho así”.
    Son estas pequeñas aportaciones las que nos hacen reflexionar y avanzar
    Algo tan teóricamente intrascendente ( que no lo es en absoluto) puede contribuir a cambiar la práctica clínica ( tanto en medicina como en enfermería) de forma muy importante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: