Tratamiento de la artrosis

La artrosis Es la causa más frecuente de dolor articular, y una de las causas más frecuentes de dolor e incapacidad.

El diagnóstico se basa en la clínica (dolor de tipo mecánico, rigidez, deformidad y crepitación articular) y la radiología.

Es una de las patologías mas frecuentes que, tratamos habitualmente en las consultas de medicina de familia. Su correcto manejo, ha estado sujeto a variaciones a lo largo del tiempo y a controversias importantes como la planteada sobre los fármacos SYSADOA.

Personalmente considero este nuevo boletín de INFAC es de lectura imprescindible. De forma clara y concisa, ademas de actualizar el tema, vuelve a poner a cada cual en su lugar.

ETIOPATOGENIA

la artrosis resulta de una compleja interacción de varios factores, incluyendo factores genéticos, inflamación local, fuerzas mecánicas y procesos celulares y bioquímicos.

TRATAMIENTO

El abordaje terapéutico de la enfermedad comprende medidas no farmacológicas, tratamiento farmacológico y cirugía de reemplazo de la articulación en los casos más invalidantes.

MEDIDAS NO FARMACOLÓGICAS: “Son el pilar básico en el tratamiento de la artrosis”

Educación: 3 mensajes claros: progresión lenta, incapacita menos que otras enfermedades reumáticas y se puede modificar su evolución según los hábitos de vida.

Ejercicio : Tiene una eficacia similar a los AINE en el alivio del dolor y la mejora funcionl. Caminar, andar en bicicleta o nadar

Terapia manual: Emplear junto con ejercicio, sola no hay suficiente evidencia

Pérdida de peso: Pérdida de al menos el 10% del peso, produce reducción del 50% en escalas de dolor

Ortesis: Bastón o muleta en el lado contralateral a la artrosis de miembro inferior.  En rodilla también es útil el uso de rodillera de neopreno.

Vendaje funcional: En femoropatelar

Agentes físicos. La termoterapia, acupuntura, la balneoterapia y otras terapias menos convencionales (yoga, ejercicios de relajación, campos magnéticos, fitoterapia) disponen de evidencia científica débil.

TENS: No hay estudios de calidad sobre su eficacia.

TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO:

Paracetamol: Algunas revisiones recientes ya no recomiendan su uso en esta patología.

AINE tópicos: Se consideran el tratamiento de elección en artrosis de rodilla y mano para el dolor leve a moderado.

AINE orales: Son útiles en el control del dolor, la rigidez y en la mejoría de la funcionalidad y la calidad de vida de los pacientes. A la dosis más baja y durante el menor tiempo posible.

Capsaicina tópica: Es eficaz y segura cuando hay una o pocas articulaciones afectadas y otras intervenciones son ineficaces o están contraindicadas.

Los opioides: En general, están desaconsejados en artrosis. En caso de necesitarlos, se recomienda el Tramadol. Y en todo caso para uso a corto plazo en pacientes con dolor severo incapacitante y sin otras alternativas terapéuticas.

Inyecciones intraarticulares de ácido hialurónico: Beneficio pequeño, clínicamente irrelevante respecto al placebo

Corticoides intraarticulares: Tratamiento complementario para el alivio del dolor moderado a severo en la artrosis de rodilla y cadera. Este beneficio es de corta duración.

Los parches de lidocaína: Las guías de práctica clínica (GPC) de la artrosis no contemplan su uso en esta indicación.

SYSADOA:No se recomienda el uso de los SYSADOA. La Guía del NICE no los recoge como opción de tratamiento, y el American College of Rheumatology desaconseja expresamente su uso en artrosis de rodilla y cadera.

CONCLUSIONES:

1-El objetivo del tratamiento debe ser controlar los síntomas (aliviar el dolor, reducir la inflamación y aumentar la capacidad funcional para mejorar la calidad de vida de los pacientes) y ralentizar la progresión de la enfermedad.

2-Las medidas no farmacológicas son la base del tratamiento de la artrosis (una adecuada educación al paciente, el ejercicio físico y el control del peso), de acuerdo a un programa adaptado a cada persona y a su compromiso e implicación.

3-El tratamiento farmacológico debe ser individualizado, dependiendo de las características del dolor, del tipo y número de articulaciones afectadas y la comorbilidad del paciente.

4-La eficacia de los SYSADOA en el tratamiento de la artrosis sigue siendo controvertida, por lo que no se recomienda su utilización

 

http://www.osakidetza.euskadi.eus/contenidos/informacion/cevime_infac_2018/es_def/adjuntos/INFAC_Vol_26_N%201_es.pdf

 

 

 

Una respuesta

  1. Me ha resultado muy interesante la lectura de este artículo, sobre todo el poco papel que parece que tienen el paracetamol y los opioides menores, tan ampliamente usados en esta patología. Y por otra parte, la utilidad de los tratamientos tópicos, que muchas veces parece que menospreciemos.
    Muchas gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: