Electrocaso 3.0

Se trata de un paciente de 76 años con antecedentes de HTA quién acude a la Consulta a finales de noviembre por referir algún episodio de palpitaciones de minutos de duración e incluso a veces de horas. En la consulta se realiza ECG que muestra un ritmo sinusal a 72 lpm, con signos de HVI, en la ecocardio ligera dilatación de aurícula izquierda con HVI ligera y transtorno de relajación. El señor lucía un smartphone de ultima generación (12 para ser exactos) que en el que tenia una APP de control de PA, para anotarse las cifras y que me enseñaba para que yo las viera. Dada la alta probabilidad de que se tratara de una fibrilación auricular y dado que el paciente almenos tiene un CHADS-VASC de 3, le recomiendo dadas sus características tecnológicas y las fechas en las que nos encontrabamos que se auto-regalara un watch de la marca de la manzana en navidad. Al mes aproximadamente me envia el ECG que teneis en la imagen. Actualmente ya está anticoagulado y ahora no solo luce su smartphone sino también su watch.

3 comentarios

  1. Buenos días,
    Increíble caso de aplicación de nuevas tecnologías en el entorno sanitario; muy interesante, no sólo por su aplicación si no por el debate q puede generar: que % de pacientes del SNS pueden acceder al uso de un watch i un smartphone de estas características?
    Una brecha tecnológica que en educación ya ha abierto un gran debate… Nos llegará.
    Muy interesante, gracias

  2. Buenos días y gracias por la exposición de un caso tan original.
    El desconocimiento personal sobre la fiabilidad de estos dispositivos y mi escepticismo innato hace que me llame mucho la atención la decisión de iniciar anticoagulación con una prueba de este tipo.
    Sin duda, una cura de humildad para seguir formándome. Gracias.

  3. Gracias, con respecto a la brecha sanitaria que comenta Jaume, existe por un lado la brecha por falta de conocimientos para su uso, que en el caso de los pacientes cardiológicos es muy frecuente, pues son mayores y las nuevas tecnologías les son un poco dificiles. Por otro lado la brecha económica, el ejemplo está hecho con con dispositivos de “lujo” para muchos bolsillos, pero ya hay en el mercado pequeños gadgets fiable por menos de 180 euros que se adaptan a cualquier móvil ¿Se podrian tener 3 o 4 en el centro de salud y utilizarlos cuando sea necesario y cuando la sospecha sea alta, o cuando su diagnóstico cambie la actitud terapeutica como en este caso?

    Con respecto a la fiabilidad que comenta Elena, los algoritmos de IA cada vez son mas precisos, hasta 98%-99% de VPP, pero lo bueno de estos dispositivos no es solo que te dan una alarma diciendote que tienes una FA, sin que queda registrado en documento que puedes enviar, copiar e imprimir, por lo que el diagnostico está claro. En el caso la imagen no da lugar a duda.

    Este que presento sería el caso más paradigmatico en el que su uso es muy util y preciso (paciente con alta probabilidad, con clinica compatible y que su diagnóstico es muy importante para cambiar la actitud terapeutica– ¿hemos evitado un ACV?). Distinto sería aquellas personas aparentemente sanas cuyo dispositivo le ha avisado de una arritmia sin tener un registro de la misma.. por su puesto en este último caso no se puede tomar una actitud teraeutica como la del caso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: