Vulvovaginitis, más allá de las causas infecciosas

Buenos días y feliz viernes, esta semana quería aprovechar para hacer un repaso de las vulvovaginitis a raiz de un artículo publicado en la revista Australian Prescriber.

La vulvovaginitis es una entidad clínica caracterizada por el prurito, el disconfort y la leucorrea, que es muy frecuente en las mujeres de todas las edades y que aunque en muchas ocasiones el origen es infeccioso, existen múltiples causas diferentes que debemos tener en cuenta a la hora de realizar el diagnóstico.

Además, deberemos tener en cuenta que la exploración física y la toma de muestras en consulta son casi obligatorias, más aún en pacientes postmenopáusicas con sintomatología subaguda o crónica en las que siempre hay que descartar la presencia de lesiones malignas o premalignas visibles antes de prescribir un tratamiento empírico. Sabemos que muchas mujeres retrasan consultar por síntomas genitales por pudor por lo que una buena relación médico-paciente y un clima de respeto y confianza en la consulta serán fundamentales.

Por último, aunque la mayoría de afecciones infecciosas no son infecciones de transmisión sexual podemos aprovechar la ocasión para despistaje de conductas de riesgo y realizar consejo oportunístico.

A continuación os dejo dos tablas de repaso que he elaborado a partir del artículo mencionado y con los tratamientos recomendados por la Guía Terapéutica de la SEMFyC.

En la tabla ni en el artículo se habla de una causa específica de prurito vaginal en mujeres posmenopáusicas como es la atrofia vaginal producida por la pérdida de estrógenos a nivel genital y que condicionan una mucosa menos hidratada y más friable.

vgf
f**

Podéis encontrar el artículo completo en el siguiente enlace:

https://www.nps.org.au/australian-prescriber/articles/treatment-of-vulvovaginitis

2 comentarios

  1. Muchas gracias Marta, siempre va genial refrescar las vulvovaginitis y sobre todo tener en cuenta las causas no infecciosas que en ocasiones se tienen olvidadas.

  2. Felicidades!!
    Y tienes muchisima razón: las vulvovaginitis en añosas (mi población en residencias: ancianas muy ancianas!!) por cambios radicales hormonales. Clinica de prurito que achacamos a “dermatitis del pañal”.
    Responden entre poco y muy poco a hidratación vaginal y de labios y algo, tampoco mucho, a estrógenos (Ovestinón) por via vaginal, 1 óvulo x noche x 4-6 semanas.
    Muy oportuno tu comentario!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: