¿LOS PIERCINGS, LOS TATUAJES Y LA MICROPIGMENTACIÓN SON TAN SEGUROS COMO PENSAMOS?

En los últimos años el conjunto de prácticas de embellecimiento del cuerpo (body art), entre las que se incluye la realización de piercings, tatuajes y técnicas de micropigmentación, son cada vez más habituales. Se calcula que en los 28 países de Europa son unos 60 millones de personas las que se han sometido a alguna de estas técnicas, lo que supone una tasa de 12/1.000 habitantes.

Realizarse cualquiera de estas técnicas implica atravesar la barrera de la piel y las mucosas, y con ello conlleva un cierto riesgo de infección y otras múltiples complicaciones de causa no infecciosa.

EL TATUAJE Y LA MICROPIGMENTACIÓN

El tatuaje: es un dibujo que se realiza en la dermis mediante pequeñas agujas que inyectan pigmento. Las células de la dermis son muy estables, eso permite que el tatuaje sea permanente.

La micropigmentación: se conoce también como maquillaje permanente. En esta técnica se implantan pigmentos en la epidermis, lo que hace que tenga una duración de 1 a 2 años. Las zonas donde más se realiza son en los ojos, cejas, labios y a nivel mamario.

PRINCIPALES COMPLICACIONES:

EL PIERCING

El piercing: se perfora la piel o las mucosas para colocar un objeto. Las zonas más habituales en las que se realiza son las orejas, labios, nariz, ombligo y la lengua.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-8.png

PRINCIPALES COMPLICACIONES:

CONCLUSIÓN

A medida que con el tiempo las prácticas de embellecimiento corporal (body art) aumentan, se incrementan el número de complicaciones asociadas con estas técnicas. Esto nos indica que estas prácticas no son tan seguras como parecen y los médicos debemos tener estos conocimientos actualizados para poder abordar las complicaciones y ofrecer información a nuestros pacientes.

¿Qué serie de recomendaciones generales podríamos dar a nuestros pacientes antes de hacerse una de estas técnicas? Pues que sus vacunas estén al día (en especial hepatitis y tétanos) y acudir a un buen profesional que realice el procedimiento en asepsia y les advierta de los posibles riesgos de cada una de las técnicas.

Además, se podría plantear intervenciones educativas dirigidas a toda la población, pero especialmente a los jóvenes en colegios y por el pediatra para concienciar de las medidas higiénicas previas y posteriores al tratamiento y advertir de las posibles complicaciones y contraindicaciones.

Y por último harían falta más estudios ya que no se conoce la verdadera incidencia y prevalencia de las complicaciones. Se podría diseñar un plan de recogida de información a través de los centros de salud, hospitales, dermatólogos privados y centros de estética.

BIBLIOGRAFÍA:

Isturitz Mendoza C, Piercings, tatuajes y micropigmentación, ¿son tan seguros como pensamos? AMF 2020; 16(7); 399-407; ISSN (Papel): 1699-9029 I ISSN (Internet): 1885-2521.

3 respuestas

  1. Enhorabuena Leyre😃
    Me ha gustado mucho el tema, saliendo de los motivos de consulta «clásicos» y haciendo un pequeño resumen del abordaje de las posibles complicaciones del body art.
    Gracias 😁

  2. Que interessant Leyre! Mai havia vist una publicació que tractara aquest tema i em fa falta… les meues amigues tatuades ja m’han consultat per algún que altre problemeta, així que moltes gràcies 😀

  3. Leyre, un tema muy interesante y bien expuesto para tener un material de consulta rápido. Enhorabuena por la sesión!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: