Dislipemia: actualización basada en casos clínicos.

Hoy en el Centro de Salud hemos presentado una actualización del manejo de la dislipemia en Atención Primaria, apoyándonos en casos clínicos. Para su elaboración hemos revisado la guía ESC/EAS 2019, así como las consiguientes críticas.

Sabemos que es un terreno controvertido donde aún quedan muchas dudas por resolver. Esperamos haber aportado un poco de luz. Gracias a los asistentes por su contribución, el debate que se ha generado ha sido muy interesante.

Adjuntamos la presentación: Dislipemia

Y os animamos a continuar el debate en los comentarios.

Un saludo!

Lorena y Elena

Ácidos grasos omega 3

De todos es conocido que los ácidos grasos omega 3, se supone, son muy beneciosos para la salud, incluso se llegan a dar, en muchos casos, suplementos de los mismos como tratamiento inicial de dislipemias; me llama la atención el siguiente estudio que he leido una de las revisiones de la Cochrane: “Ácidos grasos omega-3 para la prevención y el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares”.

En ella, se puede observar que no existen suficientes pruebas científicas para afirmar que exista una relación entre consumo de omega-3 y un descenso del riesgo cardiovascular. Pero tampoco se puede concluir que no sean beneficiosas de algún modo para la salud de hecho incluso en los Servicios de Endocrinología, son el inicio del tratamiento en algunos casos, en este articulo se habla de riesgo cardiovascular total, pero no del beneficio o no de la toma de omega 3 sobre el nivel de colesterol o triglicéridos.

En cuanto a mi opinión del mismo:

La realidad es que la búsqueda que se realizó es amplia (en 5 bases de datos) , pero al mismo tiempo pueden ser datos anticuados (hasta febrero del 2002). El número de participantes es elevado (36913 participantes) pero el seguimiento de los mismos me parece un poco corto (6 meses). Los resultados presentaban además “una gran variabilidad estadística”, según se menciona en el articulo; no dando finalmente “ningún efecto significativo”.

Y uno de los puntos que me llama la atención que mencionen es: “los estudios de cohortes sugirieron un riesgo relativo más elevado de casos de cáncer con el aumento en la ingesta de omega-3, pero las estimaciones fueron imprecisas, por lo que no se puede excluir un efecto clínicamente importante.” Quieren decir que no esta demostrado un aumento de dicho riesgo, pero… ¿para qué lo menciona, si tal y como ellos mismos dicen, las estimaciones fueron imprecisas? Bueno, ahí lo dejo para que aporteís vuestras opiniones al respecto del mismo…

por: Elena Jiménez Borillo, R1