Formación en valores del futuro médico-1ª Promoción Medicina UJI Castellón

Estamos de celebración en el mundo de la medicina en Castellón. Hace unos días tuvo lugar en el paraninfo de nuestra universidad UJI (Universidad Jaume I) el acto académico de graduación de la primera promoción de médicos que ve la luz en la universidad pública de Castellón.

Todo un reto, para la universidad pública, y para la sociedad de Castellón.

Ya están aquí nuestra primera promoción. He tenido el privilegio junto a muchas/os compañeras/os de poder participar en el proyecto casi desde su inicio, he sido consciente de las dificultades, que se han ido superando… y de las alegrías, que han tenido su punto culminante, el día de la graduación: “ha valido la pena…

Personalmente, considero que entre todas/os hemos conseguido una promoción de nuevos médicos, distinta…muy bien preparada desde el punto de vista “técnico” pero mejor preparada si cabe, desde el punto de vista “humano”.

Uno de los objetivos fundamentales, que se propuso nuestra universidad, era la formación humanística de los alumnos, educar en valores, formar médicos que lo fueran en el más amplio sentido de la palabra.

Creo que se ha conseguido, el alumnado explica a todo el que lo quiera oír, que la palabra que define su promoción es “empatía”, y hablando con ellos, una de las cosas que te das cuenta que ha calado en la mayoría, es su formación en comunicación con el paciente y en valores éticos.

A este respecto, me ha llamado la atención, el editorial aparecido en el último número de la revista Educación Médica que se titula: La formación en valores del futuro médico. (Educación Médica 2017;18:81-2 – DOI: 10.1016/j.edumed.2017.03.017)

Y del que entresaco frases tan contundentes como:

“Sin confianza, el acto médico no es eficaz, y esta (la confianza) no se halla en la forma anatómica ni en la función fisiológica.”

“Los pacientes demandan, antes que nada: interés, respeto, servicio, ayuda, cortesía, amabilidad, compasión, seguridad, confianza y esperanza… sin dejar de exigir competencia, adiestramiento, capacidad y un acertado tratamiento.”

“Conseguir un verdadero médico ha de ser mucho más que lograr un buen técnico de la medicina”

“Parece que pretendiéramos formarles como «pluri-mini-especialistas» en todas y cada una de las ramas del saber médico y, tal vez por ello, les privamos de una necesaria visión, global y general, de la ciencia médica, la salud y la enfermedad.”

“¡Sin ética, no es medicina!”

De este magnífico editorial he intentado hacer un resumen “sui generis” que acompaño a mi sesión. También os dejo el enlace al editorial completo (mucho mejor que mi resumen)

Enhorabuena a los nuevos graduados y a todos los que lo han hecho posible.

Os deseo mucha suerte en la vida y en vuestra nueva profesión. (a veces no hay tanta diferencia entre las dos cosas)

http://www.elsevier.es/es-revista-educacion-medica-71-articulo-la-formacion-valores-del-futuro-S1575181317300645

La formación en valores del futuro médico

 

Anuncios

Sobre Tutores y Residentes: Formación como Adulto.

Para nuestro tema de reflexión del domingo, hemos elegido uno, de los que yo diría “de los de todos los días” para los que estamos inmersos en el campo de la docencia. La “filosofía de cómo debe ser enfocada la formación de los residentes. Espero que estas cortas reflexiones sean de utilidad o como poco hagan pensar a unos y otros.

La formación pregrado, posgrado y la formación continuada en medicina podemos encuadrarlas dentro de la educación para adultos. Si en la formación pregrado predomina la transmisión de conocimientos, la formación posgrado debería basarse en un asentamiento de esos conocimientos y en la adquisición de habilidades. Este el caso de la especialización médica vía MIR

Como adulto debería responsabilizarse de su propia formación, pero necesita de la guía y orientación de un tutor, pieza clave en la educación y evaluación que no sólo mide los objetivos alcanzados, sino que permite mejorar las estrategias de aprendizaje.

El tutor es aquel profesional de la medicina en ejercicio activo, al que se le reconoce un nivel formativo y un entorno laboral adecuado que permite acreditarlo como capacitado para favorecer el aprendizaje de los conocimientos, habilidades y actitudes propios de la formación médica especializada

No sirve el modelo por el que el residente aprende por el mero hecho de acompañar a su tutor y al cabo de 4 o 5 años, según la especialidad, ya está capacitado.

La adquisición de las competencias han de estar por encima del método o de cómo se llegue a esa formación con las rotaciones distintas requeridas, pero se han de concretar unos objetivos, contenidos y estrategias en el proceso de aprendizaje, de ahí la necesidad del feedback estructurado. Se puede integrar al residente en esa planificación como adulto que es.

Si reconocemos la importancia de la responsabilidad del residente, debemos hacerle participar en el mayor número de tareas relacionadas con el aprendizaje.

El papel activo recae en el que aprende y el docente es más facilitador que transmisor de conocimientos.

Paradigmas de la educación médica:

En el siglo XX:

-Recibir pasivamente conocimientos

-Aprender por repetición y memorización

-Evaluar la capacidad de memorizar más que la de razonar

-Etiología del proceso patológico

-Explora el proceso biológico

-Estructura curricular

En el siglo XXI:

-Buscar activamente el aprendizaje

-Aprender por interés científico y profesional

-Demostrar competencia

-Determinantes de salud/enfermedad

-Habilidades clínicas integrales

-Objetivos de aprendizaje.

Este nuevo modelo educativo, conduce al residente al desarrollo de la autonomía, del pensamiento crítico, de actitudes participativas y sociales, de destrezas profesionales y de capacidad de autoevaluación.

Y en definitiva por su parte el tutor debe, planificar estimular, dirigir, seguir y evaluar el proceso de aprendizaje del residente.

Bibliografia:

1-Ricarte-Díez J.I., Martínez-Carretero J.M.. Formación del residente desde su abordaje como adulto. Educ. méd.  [revista en la Internet]. 2008  Sep [citado  2011  Ene  22] ;  11(3): 131-138. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1575-18132008000300005&lng=es.  doi: 10.4321/S1575-18132008000300005.

2-Sant-Arderiu E, Casajuana-Brunet J, Pou-Vila R, Aragonés-Forés R, Benítez-Camps M. Tutorización activa continua: una metodología para intentar ser tutor durante los 3 años de la especialidad. Aten Primaria 2005; 36: 214-20.

3-  Mas información sobre todo para tutores en: http://www.doctutor.es/