Guía de los trastornos de la personalidad en personajes de: Juego de Tronos

A lo largo de la historia, muchos han sido los intentos por clasificar a los hombres de acuerdo a sus actos.

DSM I describe los trastornos de personalidad, que pasaron de ser 7 a 11 en el DMS III y posteriormente 10 desde el DSM IV al DSM 5.

La personalidad es el patrón de conducta que nos define y sus trastornos se definen como estándares perdurables de experiencia interna.

En aquellos pacientes con trastornos de la personalidad la conducta que se desvía de manera notable de las expectativas de la cultura del individuo, es penetrante e inflexible, tiene inicio en la adolescencia o la edad adulta temprana, es estable en el tiempo, y causa malestar, así como deterioro.

Desde su comienzo, el programa de televisión Game of Thrones basado en la serie de novelas del escritor George R. R. Martin, ha logrado la extraña combinación de crear una historia atemporal que se refleja en la vida real.

Grupo A. Trastorno de la personalidad paranoide: Arya Stark.  Arya actualmente irradia desconfianza y suspicacia penetrantes hacia todos. Sospecha de todos y los motivos de los demás son usualmente interpretados como malévolos, independientemente de las bases para pensarlo.

Grupo A. Trastorno de la personalidad esquizoide: Bran Stark. En una aproximación humana, Bran actúa como si presentara un estado disociativo de síntomas cognitivos.

Grupo A. Trastorno de la personalidad esquizotipica: Aerys II Targaryen.  Sus creencias extrañas o pensamiento mágico, su hablar estereotipado y la paranoia son muestra de la excentricidad y su desconfianza le provocó aislamiento emocional de todos

Grupo B. Trastorno de la personalidad antisocial: Joffrey Baratheon.  Su alta impulsividad o incapacidad de planear, su irritabilidad y agresividad, así como la ausencia de remordimiento son características que nos hacen creer que Joffrey, aún a pesar de su corta edad, cursaba un trastorno antisocial.

Grupo B. Trastorno de la personalidad limítrofe: Ellaria Sand. Su constante idealización y devaluación, su inestabilidad afectiva presente como disforia e irritabilidad, ansiedad, la ira no apropiada, las riñas frecuentes, así como la paranoia que guio su vida en los últimos momentos, nos dejan claro lo más constante de su personalidad inestable.

Grupo B. Trastorno de la personalidad histriónica: Tyrion Lannister.  “Nunca olvides qué eres, porque desde luego el mundo no lo va a olvidar. Conviértelo en tu mejor arma, así nunca será tu punto débil. Úsalo como armadura y nadie podrá utilizarlo para herirte.”

Grupo B. Trastorno de la personalidad narcisista: Daenerys Targaryen. El narcisismo de Daenerys va más allá de su firme convencimiento de merecer el trono. Ella deja en evidencia su necesidad de ser apreciada por otros, de ser validada, situación que con la historia se hace cada vez más clara y sabemos que es capaz de utilizar todo lo que sea necesario para obtener lo que quiere.

Grupo C. Personalidad evitativa: Jon Snow. Jon Snow parece corresponder a un hombre ansioso, inhibido, de baja autoestima, hipersensible al rechazo, que ha luchado contra su condición de bastardo, desconfiado y tímido.

Grupo C. Personalidad dependiente: Jorah Mormont. A pesar de ser un hombre inteligente, su lealtad llega a parecer dependencia. El respeto, la lealtad y el amor que ha expresado por Daenerys le han acercado y alejado de su lado.

Grupo C. Personalidad obsesivo compulsiva: Brienne de Tarth. Es detallista, acata las reglas, presenta un gran perfeccionismo que interfiere en sus tareas.

 

Saber más en: https://espanol.medscape.com/features/diapositivas/59000063#page=15

Anuncios