Rinitis gustativa

Este viernes la sesión web va a tratar de una entidad un poco desconocida, o al menos lo era para mí hasta empecé a buscar información al respecto a raíz de las consultas de algunos pacientes.

Se trata de un paciente de 80 años que refiere episodios de rinitis acuosa tras las comidas que se autolimitaban desde hace 4-6 meses, sin otros síntomas acompañantes. Después de esta consulta empezamos a investigar al respecto y encontramos información sobre un subgrupo de rinitis no alérgica llamado rinitis gustativa.

La rinitis se define como la aparición de rinorrea, estornudos, congestión y prurito nasal en relación con diversos desencadenantes, y se divide en alérgicas y no alérgicas. Dentro de las no alérgicas podemos encontrar varios subgrupos:

  • Ocupacional.
  • Hormonal.
  • Inducida por fármacos.
  • No alérgica con eosinofilia.
  • Vasomotora.
  • Atrófica.
  • Infecciosa.
  • Gustativa.

Esta última es la que mejor encajaba en la clínica de nuestro paciente, y se define como la aparición de rinorrea acuosa que aparece tras la ingesta de comida, aunque también puede aparecer durante la comida, con la anticipación o el olor de la comida como desencadenantes.

Normalmente no presentan estornudos, prurito nasal, congestión ni dolor facial ni se asocia a alteraciones del gusto ni el olfato. Suele ser desencadenada mayormente por comida caliente o picante, aunque cualquier alimento puede actuar como trigger.

La fisiopatología de esta entidad se basa en una respuesta mediada por una estimulación aberrante de las fibras nasales secretomotoras parasimpáticas cuando se estimula la actividad secretora salivar al entrar en contacto con un offending food o alimento desencadenante.

No existe predominancia de sexo femenino ni masculino, ni asociación con historia personal de asma o atopia y el pico de incidencia ocurre entre los 20 y los 60 años.

Existen 4 grupos de rinitis gustativas, según su causa:

  • Idiopática.
  • Postraumática.
  • Postquirúrgica.
  • Secundaria a neuropatía de nervios craneales.

La principal diferencia entre estos grupos es que la idiopática siempre es bilateral, mientras que los otros tres grupos pueden producir rinorrea uni o bilateral según el alcance de las lesiones.

El diagnóstico es clínico y de exclusión, debiendo descartarse el resto de rinitis previamente: alérgicas o no alérgicas.

El tratamiento de esta entidad depende de la repercusión de la misma en la calidad de vida del paciente, ya que muchas personas que la padecen no suelen consultar nunca ni sienten que pueda ser una enfermedad y se acostumbran a ello.

El primer escalón sería evitar los alimentos que producen la aparición de la rinitis, siendo muy efectiva en los casos en los que se detecta la offending food. En muchas ocasiones no se detecta el alimento concreto, por lo que se pueden usar anticolinérgicos inhalados (ipratropio) antes de las comidas.

Como última opción, está la cirugía. Se ha reportado que en con la neurectomía del nervio nasal posterior se pueden controlar los síntomas.

Están siendo estudiados los tratamientos con capsaicina local y la infiltración de la zona con toxina botulínica, pero aún no se recomiendan.

Bibliografía:

  • J.A. Guerrero Ríos, I. Sánchez Camón, E. Chachi Parra y T. Rivera Rodríguez; Enfermedades inflamatorias nasales y de senos parasales. Medicine. 2011; 10(91): 6180-9.
  • Christos Georgalas and Ljiljana Jovancevic, Gustatory rhinitis. Curr Opin Otolaryngol Head Neck Surg 2012, 20:9–14. DOI:10.1097/MOO.0b013e32834dfb52.
  • Raphael G, et al. Gustatory rinitis: a syndrome of food-induced rhinorrhea. J. ALLERGY Cl-IN. IMMUNOL. Vol 83, Numb 1, 110-115, January 1980.
  • Kirk H. Waibel, MD, and Chih Chang, Prevalence and food avoidance behaviors for gustatory rhinitis; Annals of allergy, asthma & immunology, Vol 100, March 2008, 200-205.
  • David M. Lang, MD, Richard A. Nicklas, et al. The diagnosis and management of rhinitis: An updated practice parameter. J ALLERGY CLIN IMMUNOL, August 2008, Vol 122, Numb 2, 1-84.
  • Sheryl Beard, Rhinitis. Prim Care Clin Office Pract 41 (2014) 33–46. http://dx.doi.org/10.1016/j.pop.2013.10.005

4 comentarios

  1. Interesantísimo!
    Gracias

  2. Gracias

  3. Nunca había oído hablar de estas entidades. Gracias, Marta!

  4. Muy interesante el post. Me ha encantado!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: