¿Adicción al ejercicio?

En la sesión web de hoy, quiero tratar un tema, que frecuentemente venimos comentado, los médicos de nuestro equipo. A propósito de lesiones, o situaciones que aconsejarían una disminución del ejercicio físico, nos encontramos con personas, a las que les cuesta mucho seguir nuestras indicaciones, sobre la reducción del ejercicio que están haciendo.

El ejercicio tiene numerosos beneficios para la salud y generalmente es visto como un comportamiento positivo, por ello, pacientes y médicos podemos pasar por alto los peligros del ejercicio excesivo.

Aunque la adicción al ejercicio no es oficialmente un trastorno de salud mental, se caracteriza por similares efectos negativos sobre la salud emocional y social como otras adicciones.

Estamos hablando de una situación, que difiere del ejercicio excesivo que se observa en personas con trastornos de la alimentación, en las que el ejercicio representa un medio para controlar el peso.

Se carecen de estimaciones de prevalencia en la población general sobre el problema, solo tenemos estudios observacionales que la sitúan entre el 0.3% a 0.5% en la población general, mientras que entre los deportistas regulares oscila entre 1,9% y 3.2%.

Se ha observado una relación positiva con otras adicciones conductuales tales como compras y adicción a internet. Personas que se identifican ellos como deportistas y tienen baja autoestima, tienen mayor riesgo, individuos con tendencias hacia la ansiedad, la impulsividad y la extraversión tienen un mayor riesgo de adicción al ejercicio. Hombres y mujeres presentan el mismo riesgo

Las personas que practican mucho ejercicio pueden presentar lesiones por uso excesivo (como la fractura de tensión y Tendinopatía), anemia, amenorrea u otros síntomas de disfunción endocrina, metabólica o inmunológica, indicadores de sobreentrenamiento, como inexplicables disminuciones de rendimiento, fatiga persistente y alteraciones del sueño.

Pueden desear seguir haciendo ejercicio, a pesar de tener una lesión o enfermedad, y renunciar a obligaciones sociales, laborales y familiares para seguir haciendo ejercicio. También pueden sufrir efectos de retirada cuando se interrumpe su programa de ejercicio, como incapacidad para dormir y dificultad para la concentración, inquietud, ansiedad, tristeza o irritabilidad.

Los que hemos denominado “adictos al ejercicio” se distinguen de otros deportistas de alto rendimiento, en que para muchos deportistas, su deseo intrínseco de ejercicio está bajo control y no lleva normalmente a las alteraciones emocionales, sociales o laborales.

Debemos estar atentos en casos en los que la persona expresa un rechazo a disminuir el tiempo que dedica al ejercicio, muestra frustración e irritabilidad cuando les aconsejamos reducir el ejercicio o si revela haber intentado recortar su ejercicio pero repetidamente fracasado en su intención.

Existe escasa literatura sobre el tratamiento de la “adicción” al ejercicio. El objetivo no es impedir que el paciente haga ejercicio, sino  ayudarle a reconocer el comportamiento adictivo y reducir la rigidez habitual de su comportamiento.

Basado en: Addiction to exercise. BMJ 2017; 357 doi: https://doi.org/10.1136/bmj.j1745 (Published 26 April 2017) Cite this as: BMJ 2017;357:j1745

Disponible en: http://www.bmj.com/content/357/bmj.j1745

¿Y si la Renta Básica Universal curase?

Pimero que nada, me permitiréis lo pretencioso y a la vez evidente del título elegido para esta sesión web. Aclarado el primer punto, paso a presentaros este artículo no-médico propiamente, pero sí muy pertinente para leer y analizar. El autor, Sergi Raventós, sociólogo y trabajador social, nos habla en la web Sinpermiso.info de la Renta Básica Universal y su relación con la prevención y protección de la salud mental. He de admitir, que es un tema que me interesa sobremanera relacionado con el trabajo de final de residencia que tres compañeras y yo realizamos y que en breve presentaremos en el centro de salud, por lo que eran varios los motivos por los que decidí elegirlo para compartirlo con vosotros y vosotras.

No voy a resumir el artículo, ya que creo que es factible de leer y entender, por lo que entraría con la reflexión propiamente dicha y para iniciar el debate que, a mi juicio, puede ser muy interesante. Es evidente que todas y cada una de nosotras tenemos numerosos pacientes en condiciones laborales y económicas muy complicadas, que muchas se acompañan de problemática familiar asociada o de conductas de riesgo. ¿Tenemos focalizado a ese paciente? ¿A la mayoría los ubicaríamos en el estrato bajo o muy bajo de la sociedad, no? Casi seguro que tiene o bien el diagnóstico de ansiedad o depresión en la historia clínica, ¿correcto? Y casi también algún ansiolítico o antidepresivo prescrito o, por qué no, ambos. ¿Todo bien hasta aquí? ¿Cuántos de estos pacientes que nos vienen a la cabeza pensamos que nos han solicitado alguna baja, en caso de tener algún empleo, o algún trámite para solicitar alguna pensión? Si hacemos un cálculo rápido y vamos sumando todos estos casos “aislados”, tenemos que seguro hacen un buen monto de dinero, ¿no? ¿Y los resultados? ¿Creemos que estos tipos de pacientes “aislados” están viendo mejorada su vida con este gasto?

¿Deberíamos el personal médico hacer más hincapié en que la administración mejorase y variase las ayudas sociales a la población y las condiciones laborales tanto como defendemos un mayor gasto sanitario y farmacéutico? ¿Creemos que nuestro papel es suficiente en este aspecto? Como el editorial de enero de 2017 del BMJ explicita y que el mismo artículo referencia, igual el personal médico debería de ser uno de los puntales en la lucha legítima para el estudio y posterior implantación de una Renta Básica Universal. Este hecho permitiría aliviar a tantos y tantos de nuestros pacientes en unas situaciones vitales paupérrimas, además de devolver la dignidad que muchas veces creen haber perdido por ese camino lleno de obstáculos. Siendo evidente que desde un enfoque bio-médico tan poco tenemos que ofrecerles que les sirva de mejora, por más que el gasto farmacéutico no deje de aumentar y el de antidepresivos lo haga de manera exponencial en relación con la llegada de la crisis económica, ¿no sería más lógico actuar sobre los otros condicionantes de salud? ¿Y vosotras qué opináis?

PD: Os dejo aquí unos vídeo muy ilustrativos para entender algo más sobre la RBU realizado por la web Red Renta Básica:

¿Qué puedo hacer con la próstata de mi paciente?

Este mes de febrero estuve rotando por el servicio de Urología. Durante este tiempo, he aprendido muchas cosas como: la valoración de las nefrolitiasis, qué podemos hacer con la incontinencia urinaria y realizar un correcto tratamiento para la disfunción eréctil. Pero… ¿Qué ocurre con la Hiperplasia Benigna de Próstata? Esta patología resulta bastante conflictiva entre los Médicos de Familia debido a las numerosas consultas que atendemos y es normal que aparezcan dudas sobre ¿Cuál es el valor correcto de PSA? ¿Qué hago si este hombre se levanta mucho por las noches o tiene el chorro de orina flojo? ¿Y si no puede orinar?…Con esta sesión clínica pretendo dar un repaso general a esta patología y mediante cinco pasos ayudar al profesional médico a realizar una correcta valoración y tratamiento.

Además, otro tema importante a destacar es la capacidad de realizar flujometrías. Me parece que es una prueba muy económica y sencilla y que podría estar presente en los Centros de Salud. De la misma manera que hay un espirómetro para el diagnóstico de patología respiratoria, podría haber un flujómetro que permite estudiar la micción de nuestro paciente y diagnosticar la HBP y además es una técnica que no requiere de ningún tipo de aprendizaje por el personal de enfermería ni médico.

Aqui os dejo la sesión clínica, espero que os ayude mucho: ¿qué le pasa a la próstata de mi paciente?

Adjunto otros enlaces de interés:

Escala IPSS

Pongo una sesión de un compañero nuestro que explica más detalladamente los fármacos en esta patología: Tratamiento farmacológico de la Hiperplasia Benigna de Próstata

Conocimientos al día: To be, or not to be

Uno de los mayores retos a los que nos enfrentamos los profesionales de medicina es sin duda mantener al dia nuestros conociminetos. La ingente cantidad de publicaciones que aparecen cada día hace prácticamente imposible que podamos valorarlas todas.

Esto hace que en más de una ocasión cunda el desánimo, y nos invada una sensación de impotencia ante gran cantidad de información.

Como podréis ver en los enlaces a la bibliografía que os dejo, se ha intentado en muchas ocasiones y por muchos medios, explicar cómo podemos acceder a contenidos de calidad, en su mayor parte accesibles de forma gratuita, o mediante suscripciones corporativas.

Al fina y tras ver lo que se nos propone, se puede llegar a la conclusión de que en estos casos no hay dos profesionales iguales, cada cual tiene sus limitaciones, principalmente porque, aunque dedicamos una gran parte de nuestra vida a la profesión, (yo diría que el medico vocacional no deja de ser médico ni cuando duerme, sobre todo porque siempre existe el riesgo de que seas despertado a altas horas de la madrugada para atender una “urgencia”) también tenemos otra vida que hay que atender.

Teniendo en cuenta estas reflexiones, se podría llegar a la conclusión de que lo mejor es que cada cual se diseñe sus propios circuitos de información a medida, pero como hasta eso nos cuesta a veces, me he permitido en esta sesión web, ofreceros una ayuda, un poco interesada.

Si, os voy a proponer una manera sencilla de “estar más o menos al día” mirándonos el ombligo.

Vamos a aprovechar nuestra web docente que para eso es docente y además tiene unos enlaces seleccionados que pueden cumplir a la perfección con el requisito que os propongo.

Os voy a proponer unos circuitos que en pocos “clics” nos permitirán tener una visión global de cómo van las cosas….

Si no os gusta alguna de las propuestas, pues lo dicho…a buscar y a cambiar.

Las Propuestas son:

http://gerentedemediado.blogspot.com.es/

https://elrincondesisifo.org/

  • Fuentes Bibliográficas:

https://www.nps.org.au/australian-prescriber

http://www.bmj.com/thebmj

http://journals.plos.org/plosmedicine/

http://blogs.nejm.org/now/

Actualizados en menos de 10 clics

Para los que vivis la existencia de vuestro movil, como una prolongación mas de vuestra mano, he estado probando una app gratuita, que tambien cumple la misión anterior a la perfección, os dejo el enlace para que la probeis:

http://www.qxmd.com/apps/read-by-qxmd-app

Para Ampliar Conocimientos:

Espero que os sea de utilidad.

Violencia de género y Atención Primaria: sesión segunda

” Una buena teoría hace una buena práctica”

En esta segunda segunda sesión sobre violencia de género, hemos reflexionado sobre “Violencia de género y Atención Primaria”

La sesión impartida nuevamente por Marian Goterris ha estado genial y el debate posterior muy enriquecedor

Resalto el mensaje de la primera diapositiva: ¿Porqué hablamos de violencia de género en la consulta de AP?

  • Porque tiene consecuencias para la salud
  • Porque es un determinante de salud para la mujer
  • Por su prevalencia (10-20%)

Aqui os dejamos la sesión violencia-genero-sesion-2

Cualquier comentario será bien recibido!!!

imagen1

Violencia de género: Sesión primera

“Quien toma conciencia de un problema, está en condiciones de resolverlo”

Marian Goterris, Médica de Familia del CS Rafalafena y actual JZB del mismo ha impartido este mediodía la primera de dos sesiones dedicadas a la violencia de género

La sesión ha estado fenomenal y se han explicado, entre otros, estos conceptos sumamente interesantes

  • Diferencia entre sexo y género
  • Proceso de socialización: socialización de género
  • Violencia de género
  • Sistema de patriarcado
  • Sexismo benévolo y sexismo hostil
  • Ciclo de la violencia

Aqui os dejamos la sesión que esperamos os resulte tan interesante como lo ha sido para los/as asistentes a la misma violencia-genero-sesion-1

Continuará… el próximo jueves 26/01/2017

¿Por qué enseñar medicina?

“Tendré a todos los que me han enseñado este arte el mismo afecto que a mis padres, y con su mismo espíritu y entrega impartiré a otros el conocimiento del arte médico” ( Juramento Hipocrático)

Desde tiempos antiguos y a través de generaciones y generaciones, los médicos han enseñado a otros médicos, así se ha hecho siempre y así figura en el legendario “Juramento hipocrático”

Ha pasado el tiempo, hemos asistido a un crecimiento importante en cuanto a la tecnificación y superespecialización de la medicina; asi como estamos viendo día a día una progresiva medicalización de la sociedad actual con consecuencias importantes en la práctica clínica diaria

Se ha diluido en parte aquella visión humanista del “médico” sustituida por la de un profesional altamente cualificado con profundos conocimientos cientifico técnicos conocedores de la más sofisticada tecnología.

Impera cada vez más el individualismo y la “docencia” en el sentido amplio de la palabra ha dejado de ser parte prioritaria del trabajo del médico

Pero en este contexto, todavía existe una elevada cantidad de médicos que a pesar de unas condiciones externas adversas ( cupos elevados, consultas llenas, falta de tiempo, falta de incentivos, falta de reconocimiento, etc, etc) siguen formando y enseñando año a año a estudiantes y residentes, enseñando y compartiendo sin esperar nada a cambio, conocimientos, experiencias y actitudes

Mi opinión personal

  • La docencia debería formar parte del trabajo habitual y cotidiano de todos los médicos
  • Tenemos un deber moral y social de devolver a la sociedad parte de lo que ella nos ha proporcionado
  • Es importante promover entre estudiantes y residentes más el interés por las personas y menos por las enfermedades
  • Las relaciones entre profesores/tutores/residentes y estudiantes deben estar basadas en el respeto, la confianza y la honestidad

Como soporte bibliográfico a estas reflexiones personales aconsejo