Para Javi

En el inicio de nuestro blog se puede leer que Docencia Rafalafena es es un blog de apoyo a la docencia y divulgación de conocimiento médico realizado por los tutores y residentes del C.S Rafalafena de Castellón, sus componentes aumentan año a año conforme los residentes acaban su formación, incorporándose al mismo como JMF

Pero Docencia Rafalafena es también algo más, es un grupo de personas que interactuan como una gran familia: la alegría de uno de sus miembros es la alegría de todo el grupo, el triunfo de uno repercute en todos, la tristeza de uno/a es la tristeza de todos.

Los versos del gran Mario Benedetti expresan magistralmente lo que desde “Docencia Rafalafena” queremos transmitir a Javi

No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños
Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo, porque te queremos
Un fuerte abrazo compañero!!!

Cerrado por Vacaciones

Como todos los años, cuando el calor aprieta y llega el periodo estival, Docencia Rafalafena se toma un descanso y pone en su entrada el cartel de ” Cerrado por vacaciones”

Dejamos como última entrada antes de las vacaciones las interesantes reflexiones de Carlos Navarro. Aconsejo su atenta lectura que invita a la reflexión y también al posicionamiento personal, ya sea público o privado, con referencia a las importantes cuestiones que se plantean

Nuestra intención es retomar las actividades en Septiembre con nuevas imágenes, nuevas sesiones, nuevos artículos, nuevas reflexiones y alguna que otra novedad que esperamos sea de utilidad para todo aquel que se pasea por nuestra web

Pero ahora a descansar, a leer  y a recargar las pilas!!!

Felices vacaciones y volvemos en Septiembre

¿QUÉ SOMOS?, ¿QUÉ QUIEREN QUE SEAMOS? Y ¿QUÉ QUEREMOS SER?

Unos días atrás una compañera de la Facultad compartía en redes sociales una bonita entrevista a Francesca Zapater, Médica de Atención Primaria recientemente jubilada, y que nos contaba el repaso de lo que había sido su carrera junto con una reflexión de lo que es y debiera ser la AP.

En la conversación Francesca nos habla de sus inicios, de los impedimentos que le ponían desde la administración para poder realizar su labor de manera adecuada, además de los prejuicios que ella misma tenía al iniciarse en el mundo laboral, recordándonos que como hoy, ayer también se salía de la facultad asumiendo el mantra de que la verdadera sabiduría se encuentra en lo que podríamos llamar “medicina hospitalizada”, pero que ella vio que aquella creencia, además de injusta era falsa.

En las últimas frases la médica nos obsequia con una interesantísima reflexión final, acerca de lo que realmente es “útil” de cara al bienestar de la comunidad a la que estamos atendiendo en nuestra tarea diaria, una idea polémica como es la de que “curar, curamos poco; la medicina acompaña más que cura”.

Mi compañera de Facultad, al igual que yo, es residente de Medicina Familiar y Comunitaria, y con este bonito escrito me llevó a elaborar una reflexión que en mi opinión debería ser obligatoria, no solamente entre nosotros los profesionales de la Atención Primaria, sino también entre el resto de nuestros compañeros y la Administración misma.

Una de los hechos repetidos tras ver las elecciones del examen MIR, son muy a nuestro pesar, las posiciones bajas en cuanto a la elección de la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria, incluso el bochorno que se produce ocasionalmente cuando algún “osado” de los primeros electores decide escoger nuestra especialidad y el resto de asistentes en la sala deciden aplaudir semejante “hazaña”. ¿Por qué ocurre esto? ¿Por qué nuestra especialidad no está demasiado bien vista entre los estudiantes de Medicina? Muchos de los cuales, al terminar su periplo de prácticas por el Centro de Salud, afirman con grata sorpresa lo mucho que se trabaja y bien por norma general en dicho ámbito. Esta respuesta, por una parte nos debe de alegrar, puesto que en la subjetividad de los próximos profesionales, se va incidiendo en el cambio de paradigma; pero por otro lado, nos debe preocupar el hecho que ya de bien “retoños” los estudiantes tengan un prejuicio negativo de la Atención Primaria.

¿Qué les hace pensar eso? Pues muchas veces los tan dañinos comentarios que puedan escucha del resto de compañeros de atención especializada a nivel hospitalario, donde con demasía frecuencia se tiende a pensar que un hecho de mala praxis (que los hay, obviamente), hacen negar la mayor, en este caso la labor de Atención Primaria, reduciéndola a su parecer en “malas derivaciones” y tratamientos para los resfriados. Otro punto interesante sería incidir en las condiciones que se nos imponen, y por tanto nos hacen moldearnos a lo que la administración quiere que seamos. Con un tiempo de visita escasísimo de visita por paciente, con unos medios técnicos y físicos muy limitados en muchos casos, y con una posición de “segunda” respecto al nivel asistencial; todo ello son unas moldes demasiado escuetos que hacen salir a la Medicina Familiar y Comunitaria en su papel en Atención Primaria, efectivamente, bastante perjudicada.

Pero, ¿y nosotras? ¿Qué queremos ser? Muchas veces se incide (con buen tino) en la relación Médico-Paciente como punto fuerte de nuestra especialidad. Y es cierto, lo es. No por nada, por regla general solemos ser los profesionales sanitarios mejor valorados por la población. Pero es que todavía hay más. Detengámonos en el título de nuestra especialidad. La gran mayoría de veces nos quedamos solamente con la parte “familiar” del conjunto, apelando a ese romanticismo muchas veces perdido en nuestro arte, y que la Medicina Familiar nos evoca de nuevo a ese concepto; pero a mí me gustaría también destacar la otra parte del binomio, la “Comunitaria”. Una palabra que a mí personalmente me parece preciosa, y el significado que conlleva todavía más. Nosotros los y las Médicas Comunitarias somos las encargadas de cuidar, educar y ayudar a gestionar la salud de las personas que conforman nuestro cupo (o comunidad, que es más bonito, y nos es más propio). Esta tarea no solamente se realiza con medicamentos, pruebas diagnósticas, etc… ya que como nos decía la Dra. Zapater a veces una conversación con nuestro paciente le ayudará más que la prescripción de cierto fármaco con dudosa indicación.

Algunos de los nuevos residentes preguntaban al iniciar su periplo por nuestra profesión, entre otras cosas, cómo era la relación con la industria farmacéutica en cuanto a la posibilidad de poder acudir a cursos y congresos de manera “facilitada”. Nuestra respuesta, sin resquemor ni abatimiento, era que en nuestra especialidad dichas prácticas se encuentran mucho más limitadas que las se podían encontrar en otras. Y es que como buenas Médicas Comunitarias, nosotras hemos de velar por que nuestra comunidad tenga los mejores servicios al menor coste posible, y es que cuando se malbaratan recursos de manera injustificada también estamos infiriendo en un perjuicio fatal para nuestra población. Los recursos no son ilimitados, y hemos de ser conscientes de ello. Una buena Médica de Familia y Comunitaria debe tener eso muy en cuenta, y también el valor ético que dicha mala praxis comporta. Por no decir, que aunque nuestra labor no sea tan “fotografiable” en periódicos antes de campaña, lo cierto es que nuestras competencias adquiridas tras una exhaustiva y variada formación, puede suponer a la Administración de turno el ahorro de una buena cuantía de recursos, que posteriormente podrían ser redirigidos a beneficiar a nuestra comunidad en otro ámbito.

No quiero extenderme en mi polémica oda, ni incidir en más temas espinosos (por el momento), pero espero este texto pueda servir aunque sea de manera modestísima en hacer un llamamiento a que todas y todos nos hagamos esta pregunta “¿qué queremos ser?” he ahí el quid de la cuestión y cuya respuesta propositiva nos hará caminar por la senda correcta y que poco a poco los aplausos con sorna en el Ministerio se conviertan posteriormente en aplausos de reconocimiento. Mientras tanto, yo me alegro en que mi compañera de clase esté realizando con orgullo nuestra preciosa especialidad, y compartiendo esa bonita entrevista.

Doctor, esto no es normal

Bona setmana a tots!! :)

Hoy presentamos a una paciente de 61 años que nos avisan por dolor abdominal intenso y fiebre de unas horas de evolución. La paciente presenta mal aspecto clínico, por lo que se deriva al hospital y se le realiza esta radiografía de abdomen:

imagen ili paralitic

  • ¿Qué observáis en la radiografía?
  • ¿Qué otros datos clínicos necesitáis de la paciente para orientar el cuadro?
  • ¿Solicitaríais otras pruebas diagnósticas?

TC ABD- PÉLVICO

TC perfo 2TC perfo 5TC perfo 7TC perfo 8

Parlant del tall de digestió…/ Hablando del corte de digestión

Versión en castellano:

Hablando del corte de digestión

Ja ha arribat l’estiu… i amb ell una de les frases més escoltades en aquesta època: “espera’t dues hores abans de banyar-te després de menjar”. Per evitar el què? El “tall de digestió”.

L’altre dia vaig llegir un article de El País El corte de digestión no existe, no exempt de polèmica…pel que vaig decidir buscar més informació. És de veres que no existeix, després de tota una vida sense banyar-me després de dinar?

Per què diem que el “tall de digestió” no existeix? Perquè com a entitat clínica no està reconeguda. La gent mor a les platges pel que anomenem Síndrome d’hidrocució, i aquesta és independent del procés digestiu.

La Síndrome d’hidrocució és causada per un shock termodiferencial; la diferencia entre les temperatures del cos i de l’aigua provoca un reflex (el reflex d’immersió) amb una vasoconstricció perifèrica i una disminució de la despesa cardíaca, assegurant així el flux cerebral. La persona es pot trobar marejada amb nàusees i vòmits, procés independent de la digestió al contrari del que es creu.  A més, l’estimulació vagal també produeix un laringoespasme per evitar l’entrada l’aigua, i un síncope reflex. Aquesta pèrdua de coneixement pot provocar la mort per ofegament si la persona es troba sola. Hem de saber que els nens tenen aquest reflex més intens.

Quan més diferència entre temperatures hi ha (a partir de almenys 5 graus, es produeix), el reflex pot ser més intens, i augmenta el risc de patir complicacions del ritme cardíac, depressió respiratòria i alteracions de l’estat de consciència fins la mort.

On entra la digestió en tot això? Hem dit que aquesta no hi té res a veure, però no és ben bé cert. La digestió és un factor predisposant. El procés digestiu provoca un cúmul de sang en l’aparell digestiu, disminuint l’aportació sanguínia a altres parts de l’organisme, com és el cervell.

Però la digestió no és l’únic factor. N’influeixen més, com temperatura de l’aigua menor de 27ºC o  patologies o traumatismes previs, i d’altres que haurem d’aconsellar minimitzar-los a l’hora de banyar-se.

  • Els contrasts de temperatura entre l’aigua i la del nostre cos
  • Hipertèrmia: evitar realitzar activitat física intensa, passar molt de temps prenent el sol…
  • Estat de digestió, alcohol i drogues
  • Supervisió inadequada dels nens.

I què fem amb la frase amb la que hem començat? “Esperar dues hores …”  Com moltes frases de saviesa popular, no hi ha evidència científica que ho demostren. Seria potser més convenient recomanar no entrar de cop a l’aigua i anar acostumar-se a la temperatura. Però dins del sentit comú, i sabent que la digestió és un procés que pot durar hores, mai està de més esperar un parell d’hores (o tres, depenent de la menjada) abans de submergir-nos a l’aigua.

Concloent, saber que no només la digestió ens pot facilitar la Síndrome d’hidrocució, que hem d’anar en compte amb els altres factors de risc i vigilar d’a prop als petits de la casa que hi són més susceptibles.

Com a curiositat final, el terme d’hidrocusió fou encunyat pel Dr. Latigue en 1953 per l’analogia clínica que presentaven els accidents per aigua i per electricitat ( hidrocució = execució per aigua/ electrocució = execució per electricitat)

Bon estiu!

 Més informació en l’article aparegut el mes de juny en AMF Corte de digestión.

Sesión: Fibrosis pulmonar idiopática

Fátima Andrés es una residente de R1 de Neumología del Hospital General de Castellón. Durante el mes de Junio ha estado haciendo un rotatorio por nuestro Centro de Salud bajo la tutela de MD Aicart

Como broche final de su estancia, ha preparado y presentado esta sesión sobre “Fibrosis pulmonar idiopática” que esperamos os guste y sea de utilidad

Sesión Fibrosis pulmonar idiopática (1)

Gracias Fátima!!!

 

A propósito de una radiografía casual…

Paciente mujer de 82 años que en el contexto de visita de control de una Bronquitis Aguda que persiste con sintomatología a pesar del tratamiento pautado por su médico de Atención Primaria, se le realizan unas radiografías de Tórax, y ante los hallazgos el mismo profesional le solicita posteriormente un TAC torácico de manera prioritaria para completar estudio.

Aquí os dejo las imágenes. ¿Qué veis en las imágenes? ¿Qué le preguntaríais a la paciente? ¿En qué diagnósticos pensaríais? ¿Cómo abordaríais el caso?

rx ingurgitacio1

rx ingurgitacio2

TAC INGURGITACIO1

TAC INGURGITACIO2

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.443 seguidores