Microsesión: secuelas respiratorias del Covid

Buenos días a tod@s!! Aquí os traemos la microsesión que hemos realizado esta semana, acerca de las secuelas respiratorias de la infección por Covid.

La infección viral SARS-CoV2 es una amenaza global que afecta ya a más de 150 millones de personas en todo el mundo y asocia una mortalidad variable (dependiendo del país). Las secuelas y consecuencias de la COVID-19 son múltiples y engloban diferentes aspectos físicos, emocionales, organizativos y económicos, que van a requerir un abordaje multidisciplinar, transversal y colaborativo. Estudiar estas secuelas es fundamental para comprender la historia natural de la enfermedad, predecir el impacto que tiene más allá de la hospitalización y mortalidad, y determinar si se debe considerar seguimiento posterior al alta.

A día de hoy, los conocimientos científicos sobre las secuelas a medio y largo plazo de la infección por COVID-19 son limitados, aunque ya se ha ido reuniendo evidencia científica y experiencia sobre algunos aspectos. En esta ocasión pues, hemos querido realizar una búsqueda sobre esta evidencia, ya que prevemos que las secuelas post-Covid pueden ser un motivo de consulta que empecemos a observar en nuestro trabajo, por lo que es menester ir familiarizándonos con algunos conceptos y conocer el abordaje que debemos realizar en cada ocasión.

Esperemos que os sea de utilidad!

Sesión extraordinaria(II): Mujer y CoVid, una perspectiva de género

Aqui tenemos la segunda de las sesiones que compartimos en Docencia Rafalafena durante la semana que se celebra el Dia Internacional de la Mujer

Esperemos que os guste

Sesión Mujer y CoVid

Sesión extraordinaria (I): Violencia de género y CoVid

En Docencia Rafalafena nos unimos a las manifestaciones y celebraciones mundiales del día 8 de Mayo: Día Internacional de la Mujer

Y nos unimos compartiendo dos sesiones clínicas, elaboradas por Marian Goterris, Médica de Familia del Centro de Salud de Rafalafena y perteneciente a la Comisión de Violencia de Genero del Departamento de Salud de Castellón y al GdT de Atención a la Mujer de la SoVaMFiC

Esperamos que os sean de utilidad

Sesión Violencia de Género y CoVid

Microsesiones: Anosmia y COVID

¡Buenos días!

Me gustaría dedicar esta entrada de mediados de semana a una microsesión que he preparado en base a una consulta de una paciente que nos suscitó una pregunta muy interesante. Se trata de una paciente que pasó el COVID hace un año y nos consulta porque la anosmia persiste. Por supuesto, la siguiente pregunta de la paciente fue “¿qué puedo hacer pare recuperar el olfato?”.

Para dar respuesta a esta cuestión, os dejo la microsesión que he preparado revisando la bibliografía que hay disponible hasta el momento. Espero os resulte útil.

Un saludo a todos.

Microsesión: COVID-19 persistente

Buenas tardes.

El COVID-19 está suponiendo un reto formativo continuo. En la microsesión de esta semana hemos introducido el COVID-19 persistente: su identificación y abordaje desde Atención Primaria. Para ello hemos revisado, fundamentalmente, las guías de la NICE y de CAMFiC publicadas recientemente.

Se calcula que entre un 10-20% de todos los pacientes que padezcan COVID-19 tendrán algún síntoma más allá de las 4 semanas. Con las cifras de contagios que hemos presentado en los últimos meses es esperable que encontremos en nuestras consultas pacientes subsidiarios de padecer esta afección. Es importante saber manejarnos con ella, pero también no dejar de diagnosticar y tratar otras entidades que puedan disfrazarse como COVID-persistente.

Adjuntamos la presentación de la microsesión que esperamos ayude en esta tarea.

¿Efectos adversos en la vacunación contra el CoVid?

Buenos días a tod@s! 

Estas semanas hemos vivido con gran expectación el inicio de las campañas de vacunación contra el SARS-CoV-2, que se ha llevado a cabo sincrónicamente en varios países de todo el mundo; en nuestro país, concretamente, se ha iniciado en personas institucionalizadas y en el personal sanitario. Dado que este tema ha causado un gran revuelo, generando varias dudas y algunos miedos, hemos decidido abordarlo en la sesión web de esta semana. Concretamente, queremos analizar las primeras conclusiones que se han podido deducir sobre la aparición de efectos secundarios tras la administración de las dos dosis de la vacuna en un número notable de personas. 

Para ello, hemos analizado el review publicado recientemente en The New England Journal of Medicine (M. C. Castells & E. J. Phillips, 2020) en el que se reflexiona sobre la seguridad de estas vacunas (os adjuntamos el enlace al artículo completo, de libre acceso, y os recomendamos su lectura: https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMra2035343?query=featured_home ).

Entrando en materia, se puede afirmar que los efectos secundarios locales (como dolor, enrojecimiento e hinchazón en el brazo en el que se administra la vacuna), así como los síntomas sistémicos (fiebre, fatiga, cefalea, mialgias o artralgias) han sido relativamente frecuentes, y la mayoría han ocurrido durante las primeras 24-48 horas post vacunación. Además, en el citado artículo se describen varios casos de probable anafilaxia reportados en UK y USA (siendo conocidas en alguno de ellos alergias medicamentosas previas, y en otros casos sin antecedentes de interés). Las reacciones locales suelen asociarse comúnmente con el antígeno activo en la vacuna; por el contrario, las reacciones mediadas por IgE o la anafilaxia se han asociado típicamente con los componentes o productos inactivos del proceso de fabricación de la vacuna.

Estos sucesos – las reacciones anafilácticas – (puntuales pero reseñables por su importancia) son casi inevitables a medida que nos embarcamos en la vacunación de millones de personas, y despiertan la necesidad de disponer de una “hoja de ruta de seguridad” sólida para definir los mecanismos causales, identificar las poblaciones en riesgo de tales reacciones e implementar estrategias que permitan facilitar el manejo y la prevención.

En relación con el estudio sobre la seguridad, en este artículo se aporta una hoja de evaluación de las reacciones a la vacuna (figura 1) que nos ha resultado especialmente llamativa, ya que se describe el requerimiento de indagar sobre la toma de fármacos para poder realizar una evaluación de la causalidad clínica, poniendo como ejemplo de medicamento el ibuprofeno. No obstante, no se nombra ni en la explicación de la figura ni en el resto del texto (ni hemos encontrado estudios al respecto), por lo que intuímos que no se ha observado una relación causal entre la toma de ibuprofeno previa a la vacunación (o inmediatamente posterior) y la aparición de reacciones adversas, así como que tampoco se contraindica la toma de este fármaco para paliar los posibles efectos adversos. Sin embargo, creemos que esta imagen ha podido suscitar cierta confusión y temor, dado que es un fármaco de administración común en nuestro medio.

Algo que sí está claro es que actualmente estamos en un período crítico durante el cual avanzaremos a través de la vacunación de varios subgrupos prioritarios de la población. Un enfoque sistemático de los casos de hipersensibilidad (existentes y recientes) garantizará que nuestra estrategia mantenga la seguridad no solo para esta vacuna, sino también para futuras vacunas de ARNm y SARS-CoV-2 con componentes compartidos o similares.

Nos quedan muchos interrogantes en cuanto a las nuevas vacunas contra el CoVid-19 para los cuales esperamos ir encontrando respuestas. ¿Cuánto durará la inmunidad? ¿Limitará la inmunidad generalizada la propagación del virus en la población? ¿Qué componente de la vacuna es responsable de las reacciones alérgicas? Se necesitará una vigilancia estrecha de la seguridad de las vacunas a lo largo del tiempo, junto con la dilucidación de los mecanismos de los eventos adversos de las vacunas contra el SARS-CoV-2, para formar un enfoque estratégico y sistemático en cuanto a la seguridad de las vacunas.

Salud mental en tiempos de pandemia

Buenas tardes,

Adjunto la sesión presencial que se ha impartido hoy en el centro de salud titulada “salud mental en tiempos de pandemia”. Se trata de una revisión bibliográfica que incluye estudios realizados sobre este tema tanto a nivel nacional como internacional, evaluando el impacto que la pandemia ha tenido en términos de salud mental tanto en población general como en profesionales sanitarios. También incluye algunos estudios sobre el impacto a nivel sociolaboral y sobre el consumo de tóxicos y psicofármacos durante la pandemia.

Como conclusiones de la revisión, destacan:

• La pandemia se ha asociado a un aumento de síntomas de índole psicológico leves reactivos a una situación desconocida y de incertidumbre, pero no parece que haya provocado un aumento de trastornos mentales graves.

• Como médicos de familia, debemos identificar aquellos grupos más vulnerables a padecer un mayor impacto e intentar paliar las desigualdades acrecentadas en este contexto.

• Es importante no patologizar estas situaciones, explicar a los pacientes que se trata de una reacción normal y en la mayoría de casos no va a precisar derivación a otro nivel asistencial ni tratamiento con psicofármacos.

• Es un momento idóneo para hacer educación en temas de salud mental a la población y promoción de hábitos saludables y técnicas de afrontamiento y manejo del estrés y la ansiedad. 

Dado que la mayoría de estos estudios fueron llevados a cabo durante el inicio de la pandemia, es posible que los resultados sean prematuros para extraer conclusiones sólidas y habrá que ir revisando los estudios posteriores para ver la evolución de esta situación.

Espero que os resulte interesante.

Lecturas recomendadas

Desde la irrupción de la pandemia por coronavirus los profesionales sanitarios nos hemos visto invadidos por multitud de artículos científicos referentes a esta tema: manifestaciones clínicas, mecanismo de acción, pruebas diagnósticas, interpretación de pruebas, tratamientos, secuelas,tec, etc, etc. Ha sido, sobre todo durante los primeros meses, como si el resto de temas se hubieran detenido y sólo existiese un único tema. Esto no es de extrañar, ya que la pandemia ha afectado profundamente a los sistemas sanitarios. En Atención Primaria, ámbito en el que trabajo, el movimiento sísmico ha sido tremendo, nuestra forma de trabajo ha cambiado en gran manera. En la primera etapa, en la que no disponíamos de pruebas diagnósticas, tuvimos que hacer una labor de contención impresionante que de no haber sido así, a buen seguro que hubiéramos asistido a un colapso de todos los hospitales/UCI y en esta segunda etapa, que ya disponemos de pruebas diagnósticas a la labor de manejo y seguimiento de todos los casos con infecciones leves y moderadas que no precisan ingreso hospitalario se une la labor de estudio y seguimiento de contactos realizando labores de vigilancia epidemiológica, actualmente conocido como “rastreo” porque los verdaderos rastreadores de la mayor parte del territorio español somos los profesionales sanitarios ( médicas y médicos de familia y profesionales de enfermería) que trabajamos en los Centros de Salud.
Para ejercer todas estas labores con dignidad ha sido necesario una actualización casi diaria de toda la bibliografía ( no siempre coincidente) que aparecía y sigue apareciendo semana tras semana

Pero en mi opinión, es importante no olvidarnos del segundo apellido de nuestra especialidad, “Comunitaria” y reflexionar y también leer sobre los aspectos comunitarios de la pandemia y sobre nuestra labor como agentes comunitarios, labor que en estos momentos es igual o incluso más importante que nuestra labor clínica
Por esto, os propongo la lectura de estos tres libros que me han parecido sumamente interesantes

1. ¿ Ya es mañana? .-Iván Krastev.– En este pequeño librito el polítologo e intelectual búlgaro expone como las cinco paradojas que la COVID-19 ha sacado a la luz respecto a la globalización, la cooperación internacional, el autoritarismo, la cohesión social y el proyecto europeo

2.Epidemiocracia.- Javier Padilla y Pedro Gullón.– Los autores intentan contestar a las preguntas ¿quién está más expuesto a enfermar durante una epidemia?, ¿quién es más vulnerable a sus consecuencias sociales?, ¿qué respuestas políticas sanitarias (y no sanitarias) tenemos para actuar frente a una crisis epidémica?, ¿qué sanidad queremos para hacer frente a las epidemias?, ¿qué transformaciones sociales nos quedan tras una crisis epidémica?

3.- Pandemocracia.- Daniel Inneraty.- En este libro, el filósofo vasco reflexiona sobre este momento excepcional de nuestra historia, una pandemia que provoca otras desigualdades y pone a prueba la solidez de nuestras democracias.

Para finalizar esta entrada extraigo uno de los párrafos de Inneraty: ” En los momentos de crisis las urgencias ponen en un primer plano a las personas prácticas, a quienes organizan y deciden, asumiendo unos riesgos que a cualquiera le sobrepasarían. Sin ser la voz más importante, creo que es necesario escuchar también a quienes hacen algo en apariencia tan poco resolutivo como interpretar lo que nos está pasando. Una teoría de la crisis no es, ni siquiera en estos momentos de prioridad y triajes, algo ocioso. Conocer y designar adecuadamente la naturaleza de la crisis es una condición necesaria para que tomemos las mejores decisiones”

Buen fin de semana y que disfruteis de vuestras lecturas

Repercusión psicológica del COVID-19 en los profesionales sanitarios

Buenos días. En la entrada de hoy queríamos desviar la atención del “cuidado de los demás” hacia el “cuidado de nosotros mismos”. Los sanitarios estamos viviendo un momento profesional dificil y potencialmente dañino para nuestra salud mental.

En el documento enlazado abajo revisamos la (poca) evidencia sobre las repercusiones psicológicas de las pandemias sobre los sanitarios. Encontraremos también propuestas para evitarlas, señales de alarma que podemos identificar en nosotros o nuestros compañeros y cómo ayudarnos si detectamos determinados estados emocionales.

Espero que nos sirva a todos para sobrellevar esta situación un poco mejor.

¡Mucho ánimo!

Repercusión psciológica COVID-19

5 de mayo: día internacional de la higiene de manos

¿Cuántos de vosotros conocíais la existencia de un día dedicado a la higiene de manos? Pues sí, desde el 2009 la OMS ha puesto en marcha esta jornada para recordarnos a todos la importancia de este gesto. Y qué mejor momento que ahora, cuando el coronavirus campa a sus anchas entre nosotros y la higiene es más que tendencia con geles hidroalcohólicos a precio de oro y mascarillas y guantes que se convierten en objeto de deseo generando hasta listas de espera para hacerse con ellos.

Sin embargo, todavía hay quién duda que con una pizca de agua y jabón podamos hacer frente a algunas de las grandes amenazas de este siglo, pues bien, resulta que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera la higiene de manos como la principal medida para reducir las infecciones asociadas a la atención sanitaria, por lo que la promueve como prioritaria dentro de sus iniciativas para mejorar la seguridad de los pacientes. Y tampoco hay que olvidar su papel en la prevención de enfermedades infecto-contagiosas en el ámbito extrasanitario.  Además, es una actividad costo-efectiva y estas, en sanidad, siempre escasean.

Aprovechando la efeméride, me ha parecido buena idea proponeros una reflexión sobre las medidas higiénicas que todos estamos extremando en esta época y que nos planteemos si merecería la pena mantenerlas en un futuro, tanto para protección de los pacientes como de nosotros mismos o nuestro entorno. Os pongo un ejemplo, o varios, en los últimos meses se han creado decenas de decálogos e infografías sobre medidas para evitar contagios, recomendadas para profesionales sanitarios tales como cambiarnos la ropa al llegar al puesto de trabajo, ducharse al finalizar la jornada, trabajar con el pelo recogido, facilitar mascarillas a los pacientes con clínica respiratoria y hasta nos recuerdan que nos abstengamos de acudir al centro de salud si estamos enfermos (porque sí, los médicos también enfermamos y sí, también somos vectores de contagio). Y me pregunto y os pregunto, ¿acaso el coronavirus es el único agente infeccioso con el que tratamos? Es verdad que su tasa de mortalidad y contagio parece mayor a otras infecciones con las que lidiamos pero, aunque nos cueste un poco de nuestra comodidad las medidas higiénicas sí han demostrado ser efectivas en la prevención y están a nuestro alcance.

Antes de despedirme solo me queda hacer un pequeño inciso, aunque estemos haciendo medicina de emergencia, seguimos teniendo la misión de educar a los pacientes en la prevención y promoción de la salud, como reza el lema de este día: LA SALUD ESTÁ EN TUS MANOS (y por qué no, en las de nuestros pacientes).