Mujer y salud

Con motivo del 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia de Género, inicié una búsqueda centrada en la salud de la mujer y la atención clínica con perspectiva de género, encontrándome con todo un volumen dedicado a este tema en la revista AMF.

Explorar el monográfico Mujer y Salud de AMF me resultó una tarea inspiradora, por lo que me pareció interesante sintetizar las conclusiones que pude ir extrayendo artículo tras artículo. En mi opinión, todos los escritos reflejan realidades que, a pesar de la gran importancia que tienen, pueden pasar por alto en nuestra práctica clínica diaria si no nos paramos a reflexionar a cerca de ellas mediante un proceso activo, ya que están tremendamente arraigadas en la sociedad.

Recomiendo la lectura íntegra de este número, pero me dispongo a intentar, en esta sesión web, transmitir parte de las ideas que las autoras han ido volcando en los textos.

Os dejo a continuación el documento con algunas de las ideas resumidas (a grandes rasgos). Un saludo.

Dia internacional de la eliminación de la violencia contra las mujeres


El 25 de noviembre celebramos el día internacional de la eliminación de la violencia contra las mujeres. En este día se denuncia la violencia que se ejerce sobre las mujeres en todo el mundo y también se reclaman políticas en todos los países para su erradicación.

Marian Goterris, Médica de Familia del CS Rafalena que pertenece al GdT de Atención a la Mujer de la SoVaMFiC y a la Comisión de Violencia de Género del Departamento de Salud de Castellón, ha elaborado el texto que adjuntamos y que esperamos que sea de vuestra interés

Texto

Estrategias conductuales breves para pacientes con estrés en Atención Primaria

Buenos días,

Para la sesión web de hoy os traigo una revisión de un artículo publicado en la BMJ en septiembre de este año sobre estrategias conductuales breves en la consulta de Atención Primaria para pacientes con estrés.

Muchos pacientes que acuden a nuestra consulta presentan estrés emocional. Ofrecer intervenciones conductuales breves en nuestras consultas puede reducir el estrés en el momento y podrían tener efectos a largo plazo también. Además, realizando este tipo de intervenciones, los médicos de familia también podrían experimentar beneficios en su relación con los pacientes y aumentar su grado de satisfacción.

El estrés emocional puede ser una manifestación de otros trastornos como la depresión o un problema de ansiedad, por lo que podría ser apropiado hacer un cribado de estas patologías. Sin embargo, no se debe olvidar descartar otras causas, ya que esto podría prevenir el sobrediagnóstico de trastornos de ansiedad y depresión y el sobretratamiento con medicación o intervenciones conductuales más intensivas, cuando en lugar de esto, la comunicación y las intervenciones conductuales breves podrían ser efectivas.

¿A qué nos referimos cuándo hablamos de estrés?

El estrés emocional se puede transmitir de muchas formas, tanto verbales como no-verbales:

  • Frases sobre sentirse tristes, deprimidos, ansiosos o preocupados.
  • Quejas somáticas como fatiga, cansancio o problemas para dormir.
  • Expresar preocupaciones o sentimiento de angustia sobre situaciones de la vida, como dificultades económicas, un divorcio, la pérdida de un ser querido, problemas de salud, etc.
  • Comportamientos como lágrimas, inquietud, irritabilidad o simplemente que no presenten su aspecto habitual.

¿Cómo debo abordar un paciente con estrés?

La guía de la National Institute for Health and Care Excellence (NICE) recomienda un enfoque centrado en el paciente, en el que los profesionales deben poner el foco en las creencias del paciente sobre su sufrimiento, sus preocupaciones y sus prioridades y desarrollar de forma conjunta con él un plan de acción basado en sus preferencias.

¿Qué intervenciones conductuales se pueden utilizar para ayudar a los pacientes con estrés durante la visita?

1.      Resolución de problemas y fijación de objetivos

Esta intervención se basa en ayudar al paciente a desarrollar planes de acción concretos personalizados basado en las prioridades y preocupaciones del paciente.

Por ejemplo: “ha mencionado que está estresada debido a problemas con su marido, ¿cuáles son uno o dos cambios que podría llevar a cabo para mejorar su relación?” Se trata de ayudar a la paciente a desarrollar un plan de acción específico sobre comportamientos que puede llevar a cabo y cuándo los va a llevar a cabo.

2.      Cambios en el comportamiento

En lugar de (o en adición a) un plan de comportamiento personalizado para un problema específico, podemos proponer a los pacientes varios tipos de cambios generales en su comportamiento para mejorar su estado de ánimo, como por ejemplo incrementar la actividad física, mejorar el sueño, mejorar la alimentación y reducir el consumo de alcohol u otros tóxicos.

Qué aspectos cubrir en las visitas de seguimiento

Se recomienda revisar la meta y el plan del paciente nuevamente, así como que el paciente nos cuente cómo ha ido. Se deben celebrar los éxitos, incluso los parciales. También debemos empatizar con las dificultades que hayan podido surgir.

Este proceso de ajuste y revisión del progreso o no es característico de la CBT, incluyendo las intervenciones de resolución de problemas.

¿Cuándo y a quién derivar?

Hay que tener claro que estas estrategias probablemente no serían suficientes para los pacientes con angustia o tristeza grave, o que no están dispuestos a participar en una discusión y planificación de acciones.  En el caso de pacientes graves debemos derivar a otros niveles asistenciales, según lo recomendado por la NICE.

Algunos pacientes experimentan angustia crónica, depresión o ansiedad. Si no han mejorado o han empeorado a pesar de la CBT, podrían beneficiarse de ser remitidos a un psiquiatra, psicólogo u otro profesional de salud mental para abordar problemas psicosociales de larga duración.

Si alguien tiene más interés en el tema, os adjunto un documento con información más completa sobre el artículo.

Estrategias conductuales breves para pacientes con estrés en Atención Primaria

Espero que os haya resultado de interés.

Manejo de la litiasis renal en Atención Primaria

Buenas tardes,

Os dejo la presentación que se ha impartido hoy en el centro sobre el manejo de la litiasis renal en Atención Primaria.

Espero que os resulte de utilidad

Manejo de la litiasis renal en atención primaria

Sesión: Toma de muestras en enfermedades infeccionas

La toma de muestras en enfermedades infecciosas es una parte importante de su manejo que, en muchas ocasiones no tenemos en cuenta

Es importante

  • Cómo , cuando y dónde se obtienen las muestras
  • Cómo y cuanto tiempo tardan en ser remitidas al Lab Micro
  • Disponer de un Manual de procedimientos de recogida de muestras
  • Mala obtención de muestras
    • Fallo recuperación microorganismo causante infección
    • Aislamiento de flora contaminante

De ahí la conveniencia de repasar este tema de forma periódica como hoy hemos hecho en esta sesión presencial del CS Rafalafena que esperamos sea de utilidad

Sesión recogida de muestras Normas de recogida 2019

 

 

Me noto palpitaciones

Varón de 15 años que acude al servicio de Urgencias por cuadro de sensación de palpitaciones desde hace unas 48h. Ante la sintomatología, se realiza ECG:

dav

  • ¿Podríais describir los hallazgos del ECG?
  • ¿Qué otras preguntas le harías al paciente?
  • ¿Cuál sería vuestro manejo?

El elefante en la sala. Hablemos del desagüe

El pasado 4 de Octubre tuve el inmenso placer y honra, gracias a la SOVAMFIC, de compartir espacio de debate con uno de los Médicos de Familia más admirados y leídos por mí, Juan Simó. En la ponencia acerca de “Las reivindicaciones para la mejora de la Atención Primaria” Juan trató, entre otras cosas, de un aspecto que posteriormente ha plasmado esta semana en un artículo en su blog personal, titulado muy elocuentemente “Dispositivos de urgencia, ¿dispositivos de desagüe?”.

Personalmente he de decir que de las múltiples cuestiones, temas y reflexiones que se abordaron en el congreso valenciano, el asunto del “desagüe” fue el que más me impactó, por su atino y buscada polémica a la hora de plantear el problema de fondo. Para ello, Simó nos presenta, como es habitual en él, una serie de datos en relación con la atención sanitaria. Las primeras cifras observadas hacen referencia al número exponencial de personal sanitario dedicado a las urgencias hospitalarias a lo largo de los últimos 10 años, que no guarda relación con el aumento de población del país. El segundo dato es la subida de las atenciones de urgencias de manera general y desglosado según éstas se desarrollen en el ámbito hospitalario o en la atención primaria. Al respecto, se observa un claro aumento de ambas, disparándose en favor de las urgencias extrahospitalarias, sobretodo en los últimos 7 años. Todo ello, sin una relación con el aumento de la población.

Es en el posterior gráfico cuando se da cuenta de la gravedad del asunto al cotejar las atenciones urgentes en atención primaria con respecto al resto atenciones en dicho ámbito, independientemente del o la profesional que la haya realizado (enfermería, medicina, pediatría…), existiendo un aumento tres veces mayor en favor de las primeras respecto al equipo “de cupo” que llamaríamos.

Todo esto se sucede mientras el personal médico en AP incluso disminuía durante unos (!) y mientras los gestores y gestoras, así como el personal que debiera dirigir el ámbito de la Atención Primaria se pierde en la llamada “rotonda” sin fin, como metáfora del callejón sin salida en la cual parece encontrarse nuestra especialidad.

Como opinión personal, decir que, pese a la polémica de las palabras y expresiones elegidas por el autor, me parece que son del todo adecuadas como ilustración de la realidad que vivimos. En un tiempo en que la AP se caracteriza por la precariedad y la temporalidad (como expliqué en dicho congreso junto a Juan), por la pérdida de la atención longitudinal y personal a nuestra población y por la saturación y desbordamiento de ciertos servicios, no es de extrañar que cada vez más gente opte por acudir a los servicios de urgencias, ya sean hospitalarios como extra-hospitalarios. Ya pueden existir campañas y eventos para abordar “el uso responsable” de los servicios sanitarios por parte de la población, que mientras el problema de fondo no presente alguna solución, no podemos juzgar a la gente que acaba perdiéndose por la cañería del sistema sanitario español.

 

PD: En este post-25N prosigo con mi lista de grupos femeninos “de cabecera”, esta vez con un magnífico cuarteto de madrileñas de inspiración Riot Grrrrl y su maravilloso vídeo de su tema “Obey”.

Cirugía Menor

Aquí dejo la sesión impartida en el Centro de Salud sobre Cirugía Menor.

Espero que os guste.

Sesión Cirugía Menor

Videorepaso – Caso clínico: Dolor torácico de 24 horas de evolución.

Tenemos un paciente hombre de 40 años sin factores de riesgo cardiovascular, no fumador, que nos ha visitado en el centro de salud por dolor torácico de 24 horas de evolución…


Revisemos el caso en el siguiente video:

PREGUNTAS:

  1. Mencione 4 criterios diagnósticos importantes para el diagnóstico de sospecha de esta enfermedad.
  2. En la primera analítica que solicitaríamos en urgencias, ¿qué datos son útiles para determinar el riesgo vital del paciente?
  3. ¿Qué cambios en el ECG se consideran sugerentes de esta enfermedad?
  4. ¿Si estoy en el centro de salud, qué tipo de paciente debería ser trasladado en un SAMU?
  5. ¿Cuál es el manejo inicial de la enfermedad? ¿El manejo es siempre hospitalario?

Escribre tus respuestas en el apartado de comentarios. En unos días revisaremos las respuestas. !Participa y aprendamos todos juntos!

Augusto Saldaña Miranda, MFyC

VITAMINA B12 Y DIETA VEGETARIANA

Buenos días a todos.

En nuestra consulta debemos conocer cuáles son las necesidades de los pacientes en función del tipo de alimentación que llevan.

La dieta vegetariana, ampliamente extendida en nuestro entorno, está basada en productos vegetales a excepción del huevo y la leche en algunos casos (ovolacteovegetarianos).

Es una dieta segura y saludable pero hay que planificarla bien. Se pueden cubrir todos los nutrientes necesarios para nuestro organismo salvo la vitamina B12 o cianocobalamina, que se obtiene únicamente a través de productos animales (pescado azul, carne, leche, huevos…). Es importante realizar una correcta suplementación y alcanzar las cantidades mínimas requeridas para no desarrollar un déficit nutricional.

1- Vitamina B12

La vitamina B12 es necesaria para la síntesis de ADN, para la síntesis de mielina y el correcto funcionamiento del sistema nervioso central, y para la producción de glóbulos rojos. Su déficit puede provocar múltiples trastornos, como anemia macrocítica megaloblástica, neuropatías, alteraciones cognitivas y trastornos depresivos, entre otros. Se acumula principalmente en el hígado en cantidades entre 1-5 mg, por lo que nuestro organismo tiene depósitos para poder permanecer de 3 a 5 años sin clínica manifiesta. El diagnóstico del déficit se realiza principalmente con la determinación sérica de sus niveles (<148 pmol/l (200 ng/l)).

Las causas más comunes de su déficit son malabsorción (gastritis, enfermedades inflamatorias), anemia perniciosa, disminución de la ingesta (dietas vegetarianas, desnutrición) y el uso de medicamentos que interaccionan con su absorción (metformina, colchicina, IBP, antiH2…). Las recomendaciones generales para determinar la concentración seria de cobalamina incluyen: anemia macrocítica o macrocitosis aislada, pancitopenia, glositis o úlceras orales, síntomas neurológicos inexplorados (parestesias, problemas de memoria…) y presencia de factores de riesgo para su déficit (edad avanzada, dieta vegetariana, resección de estómago…).

2- Vitamina B12 y dieta vegetariana- suplementación

Debemos informar a nuestros pacientes sobre la necesidad de suplementación en este tipo de dieta y detectar un déficit de vitamina B12 en aquellos que no se suplementen correctamente aunque no presenten ninguna sintomatología.

En el caso de que sí que coman leche o huevos, a pesar de que ingieren alimentos ricos en B12, se debe seguir recomendando una correcta suplementación ya que las necesidades diarias de consumo de esos alimentos suelen ser insuficientes para conseguir un correcto aporte diario.

Las recomendaciones diarias de B12 varían según el país. En España se recomienda 2-2.4 mcg diarios, aunque el requerimiento aumenta en caso de embarazo, lactancia, infancia y adolescencia.

Existen múltiples formas de realizar una correcta suplementación:

1.- Ingerir alimentos enriquecidos con esta vitamina (existen leches vegetales, batidos, cereales…). Se debe calcular en función del alimento la cantidad de vitamina ingerida para alcanzar la dosis recomendada. Por ejemplo, en el caso de los ovolacteovegetarianos, un huevo de gallina mediano contiene 0,5 mcg de vitamina B12 y 125 ml de leche de nada 0,4-0,5 mcg.

2.- Utilizar suplementos de vitamina B12. Se puede tomar un suplemento diario de 10 mcg o 1 mcg repartido en 3 veces al día, masticando bien antes de tragar para facilitar la absorción. Existe otra pauta que consiste en una dosis semanal de 2000 mcg (no válida para mujeres embarazadas).

Existen varias páginas en internet, la mayoría dirigidas por nutricionistas-dietistas, muy interesantes como método informativo para nuestros pacientes vegetarianos.

Os dejo varios links:

https://www.dimequecomes.com/p/alimentacion-vegetariana.html

Os dejo también este blog de Aitor Sánchez, un dietista-nutricionista que tiene un par de entradas muy esquemáticas y didácticas:

https://www.midietacojea.com/2017/11/01/como-comer-de-tupper-vegetariano-infografia/

3- Tratamiento del déficit de vitamina B12, ¿vía oral o intramuscular?

En el caso de encontrar un déficit de vitamina B12, en nuestro entorno solemos preferir la administración intramuscular ante una vía oral supuestamente menos efectiva y con menor biodisponibilidad.

Existe evidencia, aunque de baja calidad, de que el tratamiento con vitamina B12 oral a dosis altas (1-2 mg) e intramuscular aumenta de manera similar los niveles séricos de cianocobalamina, incluso en pacientes con anemia perniciosa o resección quirúrgica gastroduodenal. Se debe seleccionar la vía de administración en función de las características de los pacientes (ancianos con dificultades para la deglución, preferencias, cumplimiento), síntomatología, tratamiento con anticoagulantes, costes…

Respecto a la vía oral disponemos de distintas posologías, por ejemplo:

1-2mg vía oral al día durante 1-2 semanas -> 1 mg a la semana durante 1-2 meses ->  mantenimiento con 1 mg al mes hasta cese del déficit. Debemos medir la respuesta a los dos meses.

Recordemos que tras el inicio del tratamiento con cobalamina se recomienda realizar hemogramas periódicos como control de las alteraciones analíticas (macrocitosis, anemia) y por el riesgo inicial de hipopotasemia. Al inicio se recomienda un hemograma mensual hasta la normalización de los niveles de cianocobalamina, seguido de controles anuales.

En España están financiadas dos presentaciones (Cromatonbic B12® y Optovite B12®) que contienen ampollas de 1 mg de vitamina B12, y solo Optovite B12® está autorizado para su uso por vía oral.

(1) Buil M, Bobé F, Allué A y Trubat G. Vitamina B12 y dieta vegetariana. Medicina de Familia, Semergen. Elselvier. Vol. 35. Núm. 8. 2009.

(2) Vidal-Alaball J, Butler C, Canning-John R et al. Administración oral versus intramuscular de vitamina B12 para el tratamiento de la deficiencia de vitamina B12. Cochrane library. 2005.

(3) Tratamiento de las anemias por déficit de hierro y de vitamina B12. Infac, 2018. Vol.26.

Vitamina B12 y dieta vegetariana